viernes, 29 de mayo de 2015

Perdoname

Perdoname porque a veces no tengo el mejor humor del mundo, aunque me gustaría desterrar los nubarrones que rondan mi cabeza y no puedo. 
Perdoname porque el cansancio me vence antes que pueda compartir ese momento de relax en compañía. Quisiera mantener despiertas mi neuronas pero se duermen. 
Perdoname por esos momentos en los que necesito para y tu quieres caminar. Me encantaría dar más pasos, aunque las fuerzas no acompañan para tal fin. 
Perdoname porque a veces necesitas hablar y de mi boca solo salen monosílabos.  Quisiera conversar y charlar pero no logro el diálogo.
Perdoname por rechazar la compañía y disfrutar de la soledad. Me gustaría estar, aunque un momento de soledad es fundamental para conversar conmigo mismo  
Perdoname por querer ser niña de nuevo, es que necesito sentir de nuevo al inocencia que perdí. 
Perdoname por no ser unas castañuelas, quisiera mantener la sonrisa permanente,  en ocasiones se desdibuja. 
Perdoname por no ser perfecta, sería lo ideal, pero realmente aburrido y no soy ni puedo serlo.
Perdoname porque no estar cuando lo necesitas,  quisiera y no alcanzo a que las horas me lleguen .
Perdoname porque no me entiendes, y tal vez sea porque yo no sé explicarme. Me faltan palabras y me sobran sensaciones.
Perdoname por no exteriorizar lo que siento, me gustaría abrirme pero al hacer daño te cierras una y otra vez bajo mil llaves.
Perdoname, una y otra vez porque lo necesitaré esas veces y una más.  Perdoname porque a veces yo no puedo.
Perdoname.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada