miércoles, 31 de diciembre de 2014

Se acaba

Se acaba el año, y no se para vosotros pero para mi no ha sido un año para recordar, o mejor un año para no olvidar y así no repetir ciertas historias. Como si exceso de positivismo, hace que me quede con lo bueno y de lo malo saque alguna enseñanza, algo bueno, algo que m sirva para mejorar, o me haga más fuerte.
Es hora de hacer repaso de estos doce meses, que están a punto de acabarse, quedan unas horas, y si lo pensamos, han pasado por nuestra gente que se ha ido, otra que ha llegado. Experiencias que nunca pensamos vivir, gente que daríamos nuestra confianza ciega y nos traicionaron sin miramientos. Por otro lado, personas que llegaron por casualidad, y cada día te demuestran que existen los buenos amigos.
Este año, como cada año, la vida me ha sorprendido, para bien, para mal, cuando no me lo esperaba, cuando lo deseaba.
 Este año soy una año más vieja, con alguna arruga en la cara, y en el alma también. Sigo guardandando y exponiendo mi sonrisa cómo forma de enfrentar los días, el año que ha pasado y el que vendrá. El cumplir años, me ha hecho más fuerte, más sabia, aun sin perder la inocencia del todo, las cosas vividas,  solo son una muesca en nuestra piel y que nos marca de forma inesperada.
Se acaba el año, quedan horas, minutos,....nos juntaremos ante jna mesa con comida, con vino, champán, licores, turrón, y uvas. Y cuándo lleguen las campanadas intentaremos en cada uva no atragantarse, pero cada uva es un mes pasado, un mes vivido, y el año que se inicia serán nuevos días, nuevas experiencias, pero nada, nada por mucho que queramos será como el año anterior, se parecerá,  será mejor, peor,  pero no igual.
Se acaba el año, y uno nuevo empieza, no sabemos cuantos días,  cuantos meses, o si la vida ya tiene nuestro guíen preparado, pero la vida hay que vivirla, sentirla y no dejar que pasen los días sin pena ni gloria, y dentro de doce meses toca volver a hacer balance. Feliz fin de año y buen empiece del próximo.


martes, 30 de diciembre de 2014

Historias....

La gente no quiere leer  ni escuchar historias tristes, ni los problemas de los demás. A muchos les llegan con los suyos que son de lo más variado y con mucho color, como para embarrarse con  lo de otros.  Así que cuando alguien me pregunta que tal, mi respuesta es siempre la misma; bien pero se puede mejorar.
Si a alguien le preocupa lo que te pasa, se molestará en averiguarlo y en poder ayudarte, por el contrario, si no le importas e intuye que le necesitas huirá con mucha rapidez y facilidad. Es que la gente no quiere que le atosiguen  con historias...
Referente a que todo se puede mejorar, es que es la mayor verdad que conozco,  esa y que todo cuando puede ir mal, va a peor.  La de mejorar, es que yo soy pobre hasta para quejarme, con lo cual he decido intentar pedir más , un poco más de lo que tengo. No mucho, solo eso que me quede a superarme, a intentar luchar por algo mejor, a no conformarme. .... y en ese camino a dejar de contar mis cuitas, que a nadie le interesa y nada me ayuda compartirlas con quien no quiere  escucharlas.
Todos tenemos historias, algunas mejores que otras, pero muchas llenas de algún oscuro capítulo.  Lo que pasa que algunos tendemos a en patinar y entender a los demás y cargar con sus miserias . Y cuando sentimos la necesidad de aligerar nuestra carga, es difícil hallar con quien y cuando, pues como siempre escuchamos pocos están dispuestos a oirnos a nosotros.
La gente, algunos, tienen el ombligo muy grande y el universo muy pequeño.... y sus historias son extradimensionadas, y con grandes dosis de .... historias al fin de cuentas.







lunes, 29 de diciembre de 2014

Con el tiempo

Con el tiempo.... Gran frase esa. Con el tiempo aprenderás muchas cosas, nos decían las abuelas y las madres, cuando no sabían como explicar algo, o esa lección de vida que algún día nos llevaría a entenderlas.
Con el tiempo...todo se coloca. Eso ya no me lo creo tanto. Perdonadme pero se coloca? Con el tiempo rodó se oxida,  se estanca, decae,...si eso es colocarse, acepto pulpo como animal de compañía.  Con el tiempo...se verá.  Si ya se ve ahora, pero tu no quieres ver y yo no tengo tiempo ni ganas de abrirte lo ojos.
Con el tiempo....podemos ser amigos. Esta es la mejor. Es, que pase mucho tiempo y en tanto olvidate de mi, pierde mi número,  cambia de ciudad...y por favor no me vuelvas a llamar.
Con el tiempo...con el tiempo todos nos hacemos más mayores, cambiamos la prioridades, las perspectivas, e incluso en ímpetu a ne muchas cosas. Con el tiempo todo varía,  todo tiene otro color, e incluso un lugar nuevo.
Con el tiempo , miramos el futuro con más incertidumbre y al pasado con menos añoranza. Con el tiempo guardamos menos recuerdos y más selectivos, aunque no siempre los más deseados.  Con el tiempo nos hacemos as viejos de edad y con más ganas de vivir.
Con el tiempo.... todo puede pasar o no pasar nada. Con el tiempo solo con el tiempo sabremos que pasa con el tiempo.


domingo, 28 de diciembre de 2014

Hace siete años

Día de los santos inocentes, es el día en que se conmemora el episodio en que herodes ordenó matar a a los recién nacidos en belem. Ya casi no se recuerda el origen del día,  lo que tenemos presente es que es un día de inocentadas y bromas. En algunos lugares hasta hay la tradición dejo prestar ningún bien este día, ni dinero, pues el que los recibe esta libre de devolverlo, e incluso se puede apropiar del lo prestado. 
Para mi hoy tiene un significado especial, un día como hoy hace siete años volví a nacer. En cierto modo se parece hoy al de aquel año. Era una mañana soleada después de una noche muy fría, como hoy. Me levanté, y me preparé para hacer mi rutina diaria, y de paso recibir las bromas pertinentes que casi siempre me tocaban en un día como ese.  Me subí al coche y puse camino hacia mi destino, no creo que llevase más de cinco minutos en la carretera, no se como ni cuando, en una semicurva, patinó el coche y me sali de la carretera. Segundos eternos que hicieron que mi mente se pusiera en blanco, que agarrase el volante con fuerza y que repase las oraciones que me acordase. Un impacto detuvo el coche, un árbol absorbió la delantera y como dandose un abrazo quedaron los dos. El silencio se hizo durante pocos minutos, el árbol, se resquebrajó cayendo encima del capot. Me miré,  el airbag estaba explotado, mi cara se había frenado contra él.  Un poco dolorida, pero sin ningún rasguño, salí del coche y un poco alejada mire el accidente, estaba el coche destrozado, increíblemente estaba ilesa. Volví a nacer, pues a cinco metros antes o después, hubiese ido a parar al río y ahí no se si la suerte hubiese sido la misma. 
Cuando recuperé la calma, busqué el teléfono y aun temblando los dedos conseguí marcar una llamada...."venid a buscarme, acabo de destrozar el coche y estoy sin batería" 
Como era de esperar se lo tomaron a broma, e inicalmente poco caso me hicieron, aunque al escuchar mi voz temblorosa y nerviosa,  dejaron las tonterías y aparecieron rápidamente allí.
Hace siete años de aquel día, y cada año lo recuerdo,  no hay nada mejor que volver a nacer de vez en cuando para ver todo desde otra perspectiva y agradecer las oportunidades que nos ofrece la vida, aunque a veces esté llena de putaditas. Feliz día de los inocentes!!!! 


sábado, 27 de diciembre de 2014

Añorar aquella navidad

La Navidad,  ese momento de supuesta felicidad, decongratularnos unos con otros fingir que todo marcha bien. Estas fechas son época de hacer repaso de todo el año, de la gente que ya no está o la que a preferido quedarse en el camino, de intentar corregir en cierto modo nuestros errores o intentar no cometer los mismos, o cometer unos mayores. Pero al final,  estos días nos dedicamos a reunirnos para un bacanal de comida y bebida,que aumentará considerablemente nuestros quilos y que en cuanto llegue enero nos propondremos bajar apuntándose al gimnasio que nunca iremos.
También es un exceso de consumismo, a pesar de que cada vez la crisis se nota más, en estas fechas es como si hiciéramos en nuestra vida un kitkat, después la cuesta de principio de año sea peor, pero ya nos enfrentaremos a ella cuando pase la euforia de las luces, villancicos y polvornes.
No tengo una gran simpatía por la navidad, tal vez todo se resuma a que he enviado la ilusión de antaño, de cuando era niña, y lo vivía con otros ojos. Era el momento de reunirnos todos, de probar manjares que no se ponían en la mesa el resto del año. Se decoraba la casa con espumillon, y el belén no faltaba, era toda una ceremonia el colocar las figurillas, hacer el río, los reyes.... Los regalos eran pocos y pocas veces acertaba papa noel,  que en aquella época debía ser muy despistado, y aun así, a pesar de no ser lo esperado nos hacía feliz y sonreir, y disfrutar aquel presente como el mayor de los regalos.
No sé si cuando era pequeña,  era mejor la navidad, o ahora solo es desencanto por ella. En el fondo añoro ese sentimientos, esas sensaciones al llegar esta época del año, que con el tiempo solo son parte del recuerdo de la infancia. Debiéramos mirar la mirada hacia aquellos años y recordar como nos sentíamos,  recuperar parte de esa esencia y trasladarla a nuestros días,  y vivir estos días con los ojos del ayer.  Todos guardamos una ilusión, un recuerdo,  un juguete, una sensación de aquella época que sigue hoy con nosotros, en ello está la magia que tendríamos que recordar.


viernes, 26 de diciembre de 2014

Críticame

Las críticas, pueden ser recibidas de muchas maneras, lo mismo que dichas. Según se comenten pueden transmitir criterio, o simplemente hacer daño gratuitamente. Hay críticas que solo buscan menospreciar el trabajo de otros, o no reconocer el trabajo y el esfuerzo, solo porque cierto egoismo, envidia les corroe por dentro.
Me gustan las críticas, que rara soy, pero así es. Si la crítica viene de personas con malas vibraciones,  las acepto y eso me hace ver que lo estoy haciendo bien, pues les despierto rivalidad, aunque yo no la tenga para con ellos.  Y si algo de sus crítica aunque venga envenenada, me ayuda a mejorar, bienvenida sea.
También están las críticas de personas que te quieren, y quieren que mejores, normalmente les cuesta decirtelo, creen que pueden sentarte mal. A mi esas son las que más agradezco, porque aportan ideas, corrigen cosas que yo no veo, pues si las viese las hubiera cambiado.  Así que si me conoces, y compruebas que hago algo de una manera incorrecta, o me equivoco en alguna cosa, no dudes en comentármelo, en decirme tu opinión.  Puede ser que al principio me  descoloque, pero lo agradeceré y me gustara que la gente me ayude a mejorar.
Esto viene a que el otro día una amiga me hizo un comentario, sin antes oedirme disculpas por si me molestaba y demás.... Y eso me lleva a pedirlas yo también. La cosa es simple, ella me lee, y como lectora y conocedora de los muchos lectores que últimamente tengo de fuera de mi país, sobre todo de EEUU, me dijo que tuviese cuiudado con el corrector, que a veces me jugaba malas pasadas al escribir. Su crítica era que repase lo escrito, porque las tradiciones después serian cosa imposible de entender. Lo cierto es que ya me lo había comentado otra persona y lo hago en ocasiones, pero las prisas y el que no me gusta releer lo que escribo hacen que cometa ese error para con vosotros lectores, así que pido disculpas. Espero y deseo quedo se repita a menudo.
Las críticas constructivas siempre son bien recibidas....


jueves, 25 de diciembre de 2014

Navidad

Es navidad, lo primero al levantarse es mirar que nos ha dejado Papa Noel debajo del árbol. Puede que nos sorprenda un año más con cosas que no esperamos y otras que no esperamos y no deseamos,  eso es parte de este día. Lo más importante es cuando hay niños en casa, y verles la emoción con la llegada de este día. La noche anterior les cuesta irse a dormir, por mucho que les dicen que si no duermen no vendrán a traerles regalos. Cuanto chantaje se les hace con eso, que si Papa Noel,  sabe como se portan, si lo ve todo, que si no se portan bien no les dejarán regalos, y ellos inocentes y obedientes acatan las órdenes, y el chantaje cómo si con ello la magia volviese a regir en el ambiente.
Cuando por fin se consigue que los peques duerman, los ayudantes de Papá Noel, colocan los regalos debajo del árbol, a cada uno más de un paquete, casi con el mismo nerviosismo que los niños, deseando verlos a la mañana siguiente.
Antes de que empiece a despuntar el día, ya se oyen las carreras por casa, pisadas tímidas al principio, pero los nervios y las ansias de descubrir si han sido buenos les desborda, y el silencio se convierte en un bullicio de risas y gritos. Ese ruido aumenta al comprobar que hay regalos debajo del árbol. En seguida se suben a la cama de sus padres chillando, haciéndoles partícipes de que papa noel ha venido. Casi a rastras consiguen levantarme y llevarlos al árbol y empezar a abrir los paquetes. En esa exaltación de alegría, a veces se abren regalos equivocados,  pero las risas y la mirada iluminada, al comprobar que Santa Klaus a acertado, es como el premio a ser buenos, obedientes.... Y ese regalo lo guardan fuerte entre sus brazos sin querer soltarlo....Y abriendo paquetes y más paquetes, que mañana llenarán los contenedores del barrio y los niños no sabrán con que juguete pasar el tiempo, y muchos de ellos quedarán olvidados  con la misma facilidad que la emoción inicial, que recuperarán algún día cuando lo vuelvan a encontrar....
Es Navidad, y con ello el día de los más pequeños de la casa, aunque de los mayores Papa Noel también se acuerda..... A veces.


miércoles, 24 de diciembre de 2014

Querido Papa Noel

Querido Papa noel, Santa Klaus,  San Nicolás, o como sea tu verdadero nombre. Se supone que hoy te colarás por la chimenea, casas que las tenga, por las que carezcan de ellas, entrarás por la ventana,  puerta, galería.... No sé por donde entras, y sinceramente creo que no quiero saberlo, porque la de veces que no me has traído lo que te he pedido, puede que en algún momento me gustara vengarme o por lo menos lo pensase.
Este año no quiero pedirte nada, pues el traductor simultáneo que te pedí el año pasado,  aun lo deben estar fabricando, aquí no ha llegado ni llegará a este ritm. Además para que pedir si al final me traeras lo que quieras o te parezca bien, y yo lo aceptaré de agrado sea lo que sea.
La verdad es que empiezo a pensar que debo ser muy mala, o tener pensamientos malos, porque desde que tengo uso de razón,  nunca tuve lo que quería en navidad, antes por unos motivos que tienen que ver más con el dinero que con otra cosa, y ahora por otros,  a los que no me apetece entrar en detalle.
Tengo que reconocer querido Papa Noel,  que lo que menos me importan son los regalos, y menos los grandes regalos. Soy mucho de detalles, y más en estas fechas, prefiero no tener nada material, y despertarme con una sonrisa, que la gente que quiero esté bien, ver a los mios llenos de felicidad a pesarse las circunstancias, que lazos de amistad no se rompan, el que la empatia tenga correspondencia, el liberarme de lastre, y ese abrazo que das y que te den,  que te hace recordar que todo saldrá bien....
En el fondo pienso y creo que me conoces, y aunque me quejo de que nunca aciertas, has acertado cada uno de los años, pues no has dejado que mi sonrisa se borre, y mientras se desdibujada la volvías a colorear. Me guiabaen mis paseos al borde de mis fuerzas, y siempre me has ayudado a rodearme  de l@s mejores amig@s,  pocos pero l@s mejores....
Querido Papa Noel,  este año no te pido nada y te pido todo, regalame lo que quieras, pero nunca dejes que pierda mi sonrisa....
Atentamente, una niña que ha tenido el mal gusto de crecer.


martes, 23 de diciembre de 2014

Ayer era el sorteo

Ando tan en las nubes que ni me acordé que ayer era veintidós, hasta que encendí la radio y escuché "miiiiiiiiiillll eeeeeeuuuroooooooooossss", una y otra vez. Por increíble que parezca, se me había pasado por completo. Puede parecer que como vivo en la abundancia no me hace falta que me toque la lotería, cosa que se aleja bastante de la realidad. Lo que pasa, es que últimamente ando bastante liada, y ni se a que día ando y prefiero no saberlo.
A mi lo de la lotería este año me la trajo un poco al pairo, pues es el año que menos jugué, un solo décimo, y eso compartido con los del trabajo. Con diferencia,  es la vez que menos he comprado, intercambiado o regalado, y ello no ha sido por nada especial, sino porque no me he acordado, o me ha dado igual, o porque....
Mejor casi mejor que no me toque, no vaya ser que me vuelva loca y cometa más de una locura, que aunque la tengo en mente, no realizo,  por falta de dinero., y si me toca que sea mucho, para que la locura sea permanente y no tenga que preocuparme por tonterías, muchas de ellas sin importancia. Felicito a los que les ha tocado, que como dicen siempre, ya tienen para tapar agugueritos, aunque algunos deben tener enormes boquetes. Y a los que no, pues felicitarlos, porque lo que importa es la salud. Seguramente esta sea la frase más recurrida en el día de ayer. Y en el fondo está cargada de razón, aunque con un poco de milloncitos en el banco se lleva mejor.
Ayer fue el pistolero de salida de las fiestas navideñas, ahora si o si ya estamos en Navidad, y con ella todo lo que conlleva. Comidas, regalos, fiestas,........
Ando tan despitasda que me había olvidado del sorteo de lotería, y con ello,  que la navidad ya está aquí y que viene con la intención de quedarse por lo menos durante unos días....



lunes, 22 de diciembre de 2014

Opiniones calladas

Los consejos son gratuitos y muchas veces mal recibidos,  así que, en la mayoría de los casos prefiero guardarmelos y no darlos a la ligera. Cuando me piden mi opinión, y dependiendo de quien sea, la otorgo aunque no sin cierta reticencia.
Ultimamente alguien que no conozco del todo,  pero intuyo que es una persona sensible y sincera, me hace partícipe de su vida, de sus inquietudes, de sus sentimientos. La escucho, he intento no vincularse demasiado emocionalmente, pero la empatía en mi, es intrínseca y no puedo evitarla. Todo esto conlleva a que no le diga lo que pienso sobre muchas cosas,  sobre ciertas personas que compartimos como conocidas. En ocasiones me pregunta que pienso y esquivo el bulto por miedo a mi exceso de sinceridad y poder hacerle daño, por esa razón me callo.
Puede ser que mi percepción de las cosas no sea la correcta, pero mi intuición, por llamarle de alguna manera, me dice muchas cosas. Es como un desazón, que me carcome por no ponerle en aviso, de que tengo la sensación que las cosas no son como se las están ha haciendo creer.
La gente puede pensar que soy una exagerada y que todo es fruto de mi cabeza, pero normalmente la intuición acierta, aunque yo hago todo por no hacerle caso. Además también entran en juego coincidencias, por llamarles de alguna manera, detalles, miguitas que demuestran que alguien ha comido.
Me gustaría, desearía equivocarme, no tener razon, que las cosas sean como ansía esa persona, y no esté en un ovillo de mentiras,  de palabras bonitas,  y de sueños que solo se convertirán en pesadilla cuando se levante el telón. El tiempo dirá si tengo razón o no, mientras tanto, me callaré mis consejos, mis opiniones, y pareceres, porque los consejos son gratuitos y a veces innecesarios. Cada uno tiene que seguir sus pasos y tener sus equivocaciones porque será parte de sus decisiones....



domingo, 21 de diciembre de 2014

Plaza Mayor

Todo pueblo tiene una plaza Mayor, a que en el tuyo también hay una?. Algunas son más grandes, más pequeñas, más bonitas,  más feas, más nuevas, más viejas, más modernas... Suelen ser lugares con historia, donde se celebran las fiestas, donde esta el ayuntamiento. En muchos hay una gran fuente, en otras bancos, cafeterias, pero en todos casos,  son lugares con vida, con historias que contar.
No has visto del todo un pueblo,  si no has paseado por su plaza mayor, si no te has impregnado de sus aromas,  de sus gentes, de su historia.
Cada vez que viajo me gusta perderme por esas calles, caminar sin rumbo, que mis pasos me guíen y terminan por llevarme al centro del pueblo, a su plaza mayor. Y cuándo llego allí, recuerdo la mi ciudad, las cosas vividas en ella, las historias que me callo, las que he contado, y las que he soñado.
La plaza mayor de mi pueblo, porque en mi pueblo hay plaza mayor, no es la más grande que he visto, pero a mi me gusta. Es una plaza inclinada, si tiras una canica en lo alto, irá rodando hasta más allá que el fondo, se perderá por las calles adyacentes. En la plaza,  siempre viene a morir, o a nacer varias calles, que se pierden por la ciudad, cada una nos lleva a un barrio diferente, pero todos con solera e historia.
En la mía, esta el ayuntamiento, la preside, como lugar principal, con su escalinata, con su reloj, con su iluminación. Y alrededor,  bullicio, soportales llenos de mesas de las cafeterías que rodean la plaza.
Cuando tengo tiempo me gusta recorrer las calles de mi ciudad, y terminar en su plaza mayor, tomarme un café, un chocolate o una cervecita, en una de esas terrazas y ver pasar a la gente, observada,..... Disfrutar de esa plaza mayor, que recoge la esencia del resto de la ciudad. En la tuya tambien hay una, cómo es?

sábado, 20 de diciembre de 2014

Este año la navidad

No me gusta la navidad, es así, y no hay más. Los que me leéis a menudo lo sabéis, porque lo repito bastante, como el ajo. No voy a explicar mis razones, porque año más año es más de lo mismo. Aunque parecerá sorprendente este año no estoy tan cascarrabias como otros años. Y todo ello es gracias a que, además de tener poco tiempo, no me tienen machacada con tanto mensaje de navidad, villancicos, luces por todas partes, etc....
Es que la crisis se ha notado. En mi ciudad, las luces brillan por su ausencia, hay un bonito árbol en la plaza mayor. Que esa es otra, en todos los pueblos hay jna plaza mayor y en muchos, de mayor tiene poco. A lo que iba, que poca iluminación, y poco espíritu navideño. Algunos locales se ven más engalanados de lo habitual, pero sin mucha gente dentro, no con compras,... Voy al supermercado y ya no está el hilo musical exclusivamente con villancicos...  Es como si la gente esté reacia a expresar felicidad y buen rollo.
Como digo siempre,  somos unas de extremos, y pasamos del fervor por la navidad, decoración extrema, a las más mísera de ellas. Y como yo vivo y soy de este país, pues he hecho el extremo contrario de lo que normalmente vengo haciendo. He colocado árbol, belem (virgen, niño Jesús y san José), luces en el balcón, en la entrada, espumillon,  guirnaldas con calcetines en la chimenea.  Estoy que lo tiro...
Dije que era sorprendente, pero así es. No es que cambie de opinión, sigo pensando lo mismo de la navidad, pero hay ocasiones que uno se mete en el bolsillo de atrás del pantalón lo que cree, y se sienta encima de él, con tranquilidad y sin que le moleste mucho. Porque la vida es eso, adaptarse, sin renunciar a lo que creemos y pensamos.
Este año la navidad, parece menos navidad que otras veces....


viernes, 19 de diciembre de 2014

Lo bueno termina por llegar

Lo bueno se hace esperar, y de tanto desearlo, cuando llega casi ni nos lo creemos. A mi me pasa con la llegada de mi amiga, después de meses de desear verla, de tomarme una caña,  vinito o demás con ella por fin es realidad y no me lo creo. 
Hoy estará pisando territorio español, y en unas horas hablare con ella vía voz, cuantas ganas de que me cuente y contarle. 
Todo este tiempo hemos estado en contacto, por WhatsApp y a través de lo que escribo en el blog, que ella ávidamente lo lee y después me comenta. Otra veces me ofrece ideas para las entradas. Pero por muy estupenda que sea eso de la mensajería instantánea no es lo mismo que escucharse, y apreciar los matices de la voz, los ánimos,  las respiraciones. Además por escrito es más fácil fingir que todo va bien aunque no sea así.  
En unas horas podrá contarme como le va allí donde vive, si ha salido la cosa como esperaba, o simplemente hablar del tiempo, reírnos y disfrutar de un ratito de compañía y buena charla.  Y como dije antes,  me parece increíble que después de tantos días, meses, esperando por fin realidad. 
Lo primero  que haré, será darle un enorme abrazo, y eso que ambas no somos mucho de expresar nuestros sentimientos a la ligera. Y después de las muestras afectivas de turno, tocara relajarse y tomarse una de esas copitas terapéuticas en la terraza,  donde hace unos meses dejamos más de un sentimiento en esa silla, más de una lágrima, más de un traje, más de un arreglo del mundo.....
Lo bueno se hace esperar, y que hay más bueno que encontrarse con una buena amiga por navidad. 


jueves, 18 de diciembre de 2014

Instante

En un instante todo cambia,pero no es ese instante el cambio, sino las decisiones que nos llevaron hasta ese momento.  Y todo se desbarata y es cuando pensamos en cada paso del revés que nos llevó al derecho y paso del dicho que nos hizo torcerse.
En ese abismo de falta de respuestas y miles de preguntas, no sabemos deshacer el entuerto en que nos hemos metido. Olvidamos que todo tiene solución y por más profunda que sea la mierda en que nos hemos metido, siempre se puede salir.
Ese momento en que la desesperación nos inunda por la cantidad de errores cometidos, es también  el instante donde tomamos  conciencia de empezar a buscar soluciones.
Cuando la tormenta se cierne sobre nosotros,  preferimos no verla, no oírla,  no sentirla...y de repente un chaparrón que nos cala hasta los huesos y ahí creemos que es ese instante, ese momento inoportuno. Y no es así, todo tiene un proceso, pero apreciamos las señales evidentes, o no queremos verlas. No todo se reduce a un efímero segundo, todo es una cadena de milésimas de segundo que explotan al unísono, a veces oportunamente y otra en desfavorablemente. Pero así es y inevitable, cada día sucede sin poder cambiar ni predecir.
Aunque todo pinte negro, siempre hay una luz por tenue que sea, y al final brilla con suficiente luz para hallar el camino correcto. Y toda la oscuridad por la que hemos caminado, ha fortalecido nuestras pisadas, nuestros pies y nuestra mente....





miércoles, 17 de diciembre de 2014

Lotería y honestidad

Hace unas semanas se estrenó el anuncio de la navidad, de la lotería. Es uno de los spots más esperados en estas fechas, con el de las burbujas de freixenet. Los primeros dias que fue emitido, era la comida, conversación,  tema de todos los lugares y de casi todas las reuniones. Todo el mundo comentaba lo emotivo que era, que este año se superarán y demás. Reconozco que me emocionó,  y eso es parte del trabajo del actor que te crees su papel. Dejando el anuncio aparte, que todos admitimos lo viene hecho que está,  yo quiero hacer hincapié en la historia....
Y mi pregunta es... Y tú guarderías el décimo para compartir con tu amigo, vecino, cliente si tocase?? Os lo habéis cuestionado?
Me gustaría pensar que somos buenas personas, que seríamos capaces de dejar de ganar unos milloncitos por no perder una amistad de y para toda la vida. El ser humano es avaricioso por naturaleza, cuanto más tiene más quiere poseer, aunque existe la excepción de las personas que poco o nada tienen y eso son capaces de compartir.
En estas fechas,  parece que todos somos buenos, que todos hacemos obras que nos honren, aunque solo sea en navidad. Pero voy a poner un ejemplo práctico para haceros pensar un poco. Imaginaros que intercambias un décimo con un amigo que esta en otra ciudad, os los enviáis todos los años, y por casualidad este año no pudisteis enviarlo a tiempo. Y casualidad de la vida toca, el que supuestamente ibais a mandarle, pero no le habíais dicho el número. Que haríais? Seríais honestos o por el contrario diríais que el compartido no tocó?.
Estoy convencida que la mayoría seria sincero con los demás ycon ellos mismos, aunque lo que me hace dudar,  es si sería la misma reacción según la cantidad del premio.... Pensadlo!!!

martes, 16 de diciembre de 2014

C......Cartas por escribir

Querida C.... Contigo es más difícil escribirte, pues te tengo cerca y podría decirte miles de cosas  y no lo hago. Suena extraño que tenga que escribir lo que me gustaria expresar, pero he intentado comunicarme tantas veces contigo que ya no lo intento más.
Una amiga,  me dice que me has cogido el fallo, y que sabes que no me gustan las discusiones gratuitas y por ello, por no enfrascarme en una pelea dialéctica innecesaria,  cedo. No sé si ella tiene razón, lo cierto es que estoy harta de solucionar tus problemas en los que te metes sólita y voluntariamente por no ser clara contigo misma y con los demás.
Estos días tendremos más que roces, porque haré un par de cosas que te prometi, y como no fallo a mi palabra,  cumpliré. Pero como se me nota todo en la cara sabrás de mi malestar, aunque no preguntarás por si te salpica algo.
No entiendo tu proceder, o tal vez te entiendo de más, pero como debieras de saber soy muy paciente hasta que em canso y cuando llega ese momento no hay vuelta atrás,  y tu has conseguido que llegue a ese punto.  Y en ese punto no hay retorno.
Nunca fuiste solo una compañera de trabajo, te consideraba algo más, pero ese algo más lo has ido destruyendo con tus victimismos, con tu vara de medir desigual, con tu respuesta inmediata determinismo a quien antes criticabas.... Y como soy tonta o muy torpe, mi neurona esta agotada de intentar comprenderte.
Esta misiva, no tiene otro fin que comunicarte que desde enero nuestra relación es únicamente laboral, así que trabajo, solo trabajo y bien hecho, y si no es así, habrá consecuencias, ya que tu el sueldo lo recibes al final de mes, aunque haga parte de tu trabajo y so,uniones meteduras de pata. Lo siento, siento que así termine lo que podría ser una amistad, pero tu has elegido un sendero y yo no he podido más que hacer lo mismo.
Te deseo lo mejor en esta etapa, donde nuestra relación será exclusivamente laboral, querida compañera.....

lunes, 15 de diciembre de 2014

Vulnerables.....

Alguna gente se viste el traje de la inmunidad, una coraza que no deje pasar ninguna bala, ni de odio, ni de amor. Quieren ser impasibles con todo tipo de sentimientos, y piensan que así están a salvo de sufrir. Equivocación total la suya. Nada nos hace intolerables a sentir y padecer. El problema de esas personas es que proyectan un halo de prepotencia y superioridad difícil de digerir. La gente al tratarlas, se sienten incómodos en su presencia, violentas por su falta de empatía, tanto emocional como intelectual. Su seguridad de apariencia, no es otra cosa que un traje hecho a medida lleno de miedos, inseguridades y más de un desamor.
Este tipo de personas abanderan la libertad, de vivir a su manera, sin importarle nada ni nadie, solamente sus pensamientos. No piensan en que su comportamiento hiere a más de uno de los individuos que las rodean y que a su pesar forman parte de sus vidas
.  Y aunque su bandera, escudo y arma sea la libertad, no son libres. Viven en una cárcel de no realidad, de no querer enfrentarse a demonios escondidos en el rincón del recuerdo, a no aceptar que todos sufrimos y amamos,  a que la vida es algo más que pisar para que no te pisen. Y que la libertad de la que alardean, no es tal, pues las convivencia, pues vivimos en Comunidad,  nos dista una serie de normas, maneras de conducta, y saber estar, que por civismo cumplimos. Y además, al final no son más que inseguridades que transforman en superioridad escénica, nada más.
A mi esta gente, al principio me transmitía sentimientos contradictorios, y a veces lograban que me apartara de su camino, incluso me ponían en tensión, hoy ya no. La vida he aprendido a tenerles un cierta lastima, pues viven en una competición constante con los demás, un miedo a que las descoloquen y lo peor,  tienen pánico al amor. Si, al amor, porque en él no se controlan los sentimientos, las acciones y menos la razón, el amor nos hace fuertes y también vulnerables, y eses sentimiento esas personas no lo conocen ni quieren conocerlo, pobrecitas que pena me dan.



domingo, 14 de diciembre de 2014

Amistad

La amistad no es estar todos los días llamando, o tener la necesidad de que te digan a todas horas lo importante que eres para alguien. Tampoco por mandar mensajes cada veinticuatro  horas  o menos, la amistad es mucho más y mucho menos que  eso.  La amistad es sentir parte de algo, de alguien, que formas parte de su vida y ella de la tuya. La amistad es ser libre para decir lo que quieras y poder escuchar lo que no gusta. La amistad es que pasen los meses y cuando vuelves a hablar no tener la sensación  de que el tiempo ha pasado.
La amistad es algo más que una palabra, es un vínculo de lazos fuertes, pero a veces una pequeña fisura la puede resquebrajar.
La amistad es como una planta, si los amigos son así.  Unos necesitan mucha agua, otros muy poca o casi ninguna. Algunos una vez por semana  y otros... pero todos necesitan buen abono, y que de vez en cuando demostremos que e e estamos aquí.  A la gente se le llena la boca para decir los muchos amigos que tiene, me alegro.... yo, conocidos muchos, amigos me sobran los dedos de una mano para contarlos. Es que lo bueno escasea y es un tesoro. Mis amigos son pocos pero valen mucho y siempre están aunque parezcan un tanto ausentes. ..con ellos es como si ayer estuviésemos de cañas, risas y confidencias, así son mis amigos.

sábado, 13 de diciembre de 2014

Regalos que hacen recordar

Nunca creo en las casualidades, y el destino es alguien que baraja las cartas que nosotros jugamos. En mi vida las casualidades son muchas, con lo cual empiezo a pensar o que tengo el don de acertar o estar en el sitio oportuno en el momento desadecuado.
Hace más o menos un año, que alguien le regale algo, no me dio las gracias, ni me llegó a decir si le gustaba,  ni tan siquiera si el paquete llegará a su destino. Supuse que nunca fue entregado, aunque me resistía a creer que lo recibiese pero jamás aceptaría a decirme que era de su agrado. El tiempo pasó y en cierto modo desconecte de esta perdedora y de su falta de empatía. Y hoy tiempo después, casi un año para ser exactos, me encuentro con una foto,  cosas del azar, ese mismo azar que me lleva a ver,  oír y ser partícipe de lo que no debiera, o si.
Esa foto, cae en mis manos por azar, y al verla me alegré de tener noticias de esa persona que en otro momento fue importante. El estar ocupada y apurada no reparé demasiado en la foto,  además era parte del pasado. Como a veces soy de efectos retardados, reacioné tarde, y en cuanto pude revisé la fotografía de nuevo. Me quedé sorprendida,  llegaba mi regalo, en una foto de hacia meses, y aunque quise buscarle sentido me fue imposible entenderle.
Cuando doy o realizó un regalo es porque así lo siento, y así lo hago. No espero que me lo agradezcan toda la vida, pero si que se muestren naturales y si le gusta el presente en si, me han llegar su bienestar. En este caso no fue así, y tampoco espero que lo haga ahora, pero que le hace a una persona a llevar el regalo de quien quieres borrar de tu vida?
Yo había olvidado cosas, recuerdos, momentos.... Pero tu a pesar de los pesares, has elegido seguir recordándome voluntariamente cada día y olvidarme un poco cada instante.....



viernes, 12 de diciembre de 2014

Caminar y no avanzar

Hay días que tengo la sensación de no avanzar con los pasos al caminar, que a pesar de caminar no voy a ninguna parte, que sigo estática en el mismo lugar pero con menos tiempo para poder lograr la meta.
Las ideas las tengo, los sueños  no los he abandonado, las ganas de luchar empiezan a fallar. Tengo la sensación de que perdí el mapa y que no logro encontrarlo. En ocasiones aparecen trozos desperdigados por el suelo, en el bolsillo de algún bolso que hace tiempo que no pongo, o entre el libro que dejé a medias entre los que me propuse  leer en verano. Intento pegar los trozos y siempre me fata algún trozo. Los coloco encima de la mesa mientras busco pegamento para hacer el mapa de nuevo y una leve brisa, que entra por la ventana, los levanta en remolino, haciendo imposible recomponerlos de nuevo.
No sé si por falta de mapa,  oportunidades exceso de marcas en él,  pero no encuentro el camino, o si lo hallo parece como si mis pasos me llevan a ninguna parte. Esa sensación me invade y con ello el avanzar casi cada paso es imposible darlo.
En esos momentos de abatimiento,  cuando las fuerzas fallan y ya no queda otra que rendirse a la evidencia del fracaso, es cuando un último esfuerzo merece la pena. Ese impulso que hasta ese momento no encontre,  surge de todos mis adentros haciéndome caminar con más ímpetu, encontrar la ruta a seguir, y vislumbrar el horizonte perdido.
Esos días de estar quieta aunque camine sin cesar, se sucederán en mi vida, unas veces con demasiada asiduidad y otras esparcidos en el tiempo. Y aunque no puedo evitarlos, si luchar por seguir dando pasos, por encontrar la fuerza para recomponer el mapa y al final mis pasos me llevarán a ese viaje que nunca debí dejar de hacer.




jueves, 11 de diciembre de 2014

Decepciones

Siempre nos decepciona gente que queremos, o personas en las que ponemos más espectativas o confianza. No nos decepcionan tanto queriendo, como nos gustaría, pues así sería fácil cuplabilizarlos por ello. La gente falla, como nosotros fallamos. La gente se equivoca como nosotros nos equivocamos.
Si nos paramos a pensar a cuanta gente habremos decepcionado, y seguramente no nos salgan más que un par de nombres, pero si la pregunta la hiciésemos entre amigos, familiares y conocidos, el número variaría y mucho. Es que una cosa es actuar sin que nos interesa porten las consecuencias, ni a quien arrastramos, o las sucesiones de cosas que tienen nuestros actos, que porell contrario intentar no fallar a los demás.... Pero de fallar no nos libra nadie.
Normalmente espero poco, o intento que así sea, y  on ello evitó las decepciones que siempre ocurren. Hace unos días fue mi cumple, y recibí felicitaciones de muchos lugares y de personas que no lo esperaba. Claro,  que con eso de Facebook se lo recuerda hasta el mas despistado. Aunque parece ser que hay despistad@s que ni con eso se dan por aludid@s, o no quisieron darse.
A lo mejor la gente puede pensar que no es para tanto que alguien no te felicite. En cierto modo tienen razón, pero cuando esas personas se jactan de decirte hasta la saciedad que ell@s son detallistas, que se acuerdan de la gente que les rodea, que escuchan cuando les hablan, que su empatia para con los demás es superior a la media.... Y claro llegan estos momentos y ni un mensaje, ni... Que más da, esto solo confirma la falta de interés de ciertas personas, ylas pocas ganas que tienen de tenerme en sus vidas, o de demostrarme que soy importante para ell@s.
Decepciona quen puede, no quien quiere, y cada decepción rompe un plato de la vajilla, y llega un momento en que no hay platos que romper, ni trozos que pegar.....
Lo de mi cumpleaños, es solo una prueba más, una comfirmacion de algo que ya pensaba y que sólo faltaba confirmar.
Las decepciones vienen siempre de gente que le otorgamos más poder del el que realmente posee.





miércoles, 10 de diciembre de 2014

Visita deseada pero.....

Dentro de unos días recibiré la visita de alguien que tengo unas ganas locas de abrazar. Hace más de un año que no la veo, y aunque solo será un mes el tiempo que pase por aquí, me llegará,  para echarla de menos y de más, para que el tiempo no acaba pasado y recordar porque nos llevamos tan bien desde que se fue.
La vida está llena de contradicciones, y las relaciones humanas son las que más. Quieres a alguien  mucho, pero la convivencia con esa persona es casi imposible, y complicado entenderse. A ella la quiero, y la quiero mucho, y en ierto modo creo que la entiendo más que nadie, y por ello nos toleramos  la mar de bien.  Y nuestra relación es tan estupenda porque eso paso devengados, de tomarme las cosas literalmente, y si noto puntillas, las tacones con salero y sin que me afecte demasiado.  Mi problema o mi virtud, es que no envidio a los demás, y menos me preocupo de sus vidas, pues me llega con la mía. A veces me pregunto por qué a pesar de haber elegido su camino, de decidir lo que ha querido, sigue llena de miedos, y de rencores del pasado. En ocasiones pienso que ha huido sin rumbo, sin cerrar las pequeñas heridas de otros tiempos.  En la vida hay que cerrar capítulos para escribir otros nuevos.
Dentro de unos dias veré a alguien que hace tiempo que no veo. Espero y deseo que después un reencuentro muy deseado, los días sigan su curso sin tormenta ni tempestades.  Mis ganas son muchas de dar un abrazo sincero y de recibir otro, aunque el temor de que una palabra inoportuna o un gesto equivocado desate el desastre acecha como un nubarrón. Toca esperar y desear, que está vez sea una visita tranquila y no accidentada. Dentro de un mes os lo cuento,  hasta entonces sonrisa y a cruzar los dedos.
A veces que salga el sol,  o que se desate la  tormenta depende de nosotros mismos. Así que buscare estos días un arcoiris y un sol bien grande, y no dejaré que los nubarrones estropeen una visita deseada y muy esperada.


martes, 9 de diciembre de 2014

Hace treinta y tantos

Hoy hace treinta y muchos años que abrí los ojos por primera vez. No me enteraba de mucho y solo veía sombras. Oía voces, voces que con el tiempo siguen acompañándome, la de mi madre, aunque en aquel momento no supe reconocerla.
Después des días, empecé a ver, a diferenciar la cara de aquellas personas que me miraban interesadas en mis reacciones. Se reían con mis pedorretas, ponían cara de bobos si gruñi no se cuantas cosas más que no entendía mucho. Después de aburrirme de estar quieta decidí descubrir el mundo y gateo a gateo fui explorando el mundo. Aquello me animo a caminar, y después a hablar.... Y así poco a poco, dejé de ser un bebé más o menos adorable, a una niña con ganas de de soñar y descubrir el mundo.
Cada año, el nueve de diciembre me gusta hacer un repaso por mi vida, recordar momentos, experiencias vividas, gente que en su momento ha caminado conmigo aunque sea un poco. Este año estoy un tanto nostálgica y mi memoria ha rescatado momentos de mi infancia, recuerdos de cuando iba a preescolar,  momentos del cole, de mis profes, instantes de aquellas clases, de juegos en el patio, alguna caída. La mirada al pasado suele ser caprichosa y rescata las imágenes a su antojo y sin mucho criterio. Se van encadenando unos instantes con otros,  a veces sin mucho sentido, y otras con el sentido de los recuerdos de otra época que de alguna manera se guardan un tanto idealizados.....
Así que hoy,  antes de que den las doce en el reloj, me serviré una copa de vino, me bajaré de mis tacones y me tumbaré en el sofa, y mientras saboreo cada trago, dejaré que mi mente bucee en estos años vividos desde que nací hasta hoy, así celebraré mi cumpleaños para mi y conmigo... Será mi pequeño homenaje, mi manera de celebrar un año más, y más recuerdos y experiencias para algún día rescatar y rememorar.



lunes, 8 de diciembre de 2014

Lunes...viernes...Arggg

Llevo una semana que ni me mirase un tuerto. Empece la semana el lunes, y los lunes y yo no nos entendemos muy allá. Ahora empiezo a pensar que ni los lunes ni los viernes.  Pero empecemos desde el principio. El lunes esta día complicado, nunca suele ser tranquilo, y este  no iba a ser menos. Primero me llaman sin cesar, después que lo pedido no llega y por último varios imprevististos que solvente más rápido de lo previsto, y por ello sin un desgaste físico y mental.
El martes fue bastante relajado, aunque varias llamadas, consiguieron que cambiase los planes que tenia organizados. Y es algo que detesto de sobremanera,  eso de que cambien los planes, y más por gente que no merece ni un segundo de mi tiempo.
El miércoles,  se suponía el día tranquilo, ni tampoco, casi no consigo salir del curro, se me caían las cosas, el pedido no aparecía por ningún sitio y me jefe medio desaparecido, medio porque cuando surgen problemas desaparece por completo.
Llego el jueves y mis fuerzas iban desgastadas, bajo mínimos. Tenia un curso, debía asistir, estaría ocupada toda la tarde. Al final fue gratificante, pero en cuanto salí, ya tenía mensajes de que debiera ir a tal sitio y ya iba con retraso. Y era un ir contracorriente constantemente.
Y, lego el viernes, un viernes en el que había programada la cena de los de patinaje, que en principio eramos no se cuantos y al final íbamos cuatro gatos. Lo organizaba una amiga, a la que le avise de mi falta de ganas, y a lo que ella sutilmente me hizo el chantaje oportuno para que no pudiese decir no. Debiera de ir a la pelu, y como las ganas eran pocas, ni siquiera fui.  Pero antes había que currar.
Llegue tarde a trabajar, varios coches habían chocado. Al llegar, los pedidos estaban acumulados y esperando que yo llegase para decidir que hacer. Organicé las cosas y me puse en marcha, y zas una  astilla se me clava entre la uña y el dedo. El dolor insoportable, difícil de llevar. Me recomendaron ir al medico, pero como no sirvo para perder el tiempo, apele a que eme entendieran. Y apesar del  dolor fui acabando la jornada laboral.  Y a todo esto no me acordaba que mi madre me había pedido que le hiciese una tarta para el sábado,  y yo por ahí sin acordarme.
Iba contracorriente, como siempre para no variar. Llegue a casa para ponerme manos a la obra y me faltaban la mitad de lo ingredientes., así que corre al supermercado, y que encuentres  todo lo  que necesites. Y a todo esto había quedado temprano para recoger a una amiga y ponernos al día, y el tiempo corría deprisa. Al final decidí  relajarme y tomarme las cosas con calma.
Fui a la cena, me lo pasé bien,  me relaje, disfrute.... Y al volver a casa, volví temprano y sin beber, llevo aúna compañera a casa y zas rasco el coche.... Y ahí ya miro a mi alrededor y busco la cámara oculta o al que me miró un poco tuerto....
Así que si me quejo de los lunes... Recordarme este viernes.... Hay semanas que desesperan al más tranquilo.




domingo, 7 de diciembre de 2014

Desnuda estoy

Hace algún tiempo, me propusieron escribir un blog relacionado con el sexo, sensualidad y demás. Y aunque no he rechazado de todo la idea. Lo cierto es que viendo que en Internet es lo que triunfa, y lo más buscado,  era u a opción acertada. El problema,  es que no estoy o o creo tener tal capacidad para llevarlo a buen puerto, o tal vez no me lo he planteado en serio.
Cuando empecé con este blog, que no es el primero que hago,  ni el último, nunca pensé en pasar de diez lectores, a lo sumo veinte, hasta pensé que si ponía alguna entrada relacionada con el sexo subirían los lectores, pero como siempreslta de malicia, pudo más que el afán de los seguidores, y seguí con mi línea de escribir diariamente sobre lo que se me ocurría, sin buscar ni esperar un boom de lectores.
No sé, si transmito, o si a alguien le importa lo que escribo, aunque cada día sois más los que os pasáis por aquí, a leerme, y todo sin necesidad de usar tópicos, tópicazos, o de ser simple y obvio.
Aquí no se enseñan tetas, se muestran las entrañas de la que escribe,. No aparecen fotos Sensuales, la sensualidad se insinúa en la mente que se refleja en la sinceridad de las letras, no es piel, pero la piel sangra lo que se lee... Esta soy yo, no sé si con un blog de sexo seria tan auténtico lo escrito, o tendría muchos lectores... O yo que se......  Solo sé que aquí me encuentro y me muestro desnuda, y me siento tremendamente atractiva, por fuera y por dentro.




sábado, 6 de diciembre de 2014

Sueños y recuerdos.

Me gusta soñar, soñar dormida, lo desespera lo hago a menudo. Me gusta soñar cuando duermo, y cuando despierto recordar, o por lo menos tener en el paladar el gusto del sueño.
Normalmente no me acuerdo de lo soñado, y si lo recuerdo, es porque no he dormido del todo bien. Esto coincide, con una preocupación, con un viaje, con un cambio, con una nueva experiencia....Y a esos sueños llevo a esas personas que de alguna manera tienen algo que ver con lo que me ronda la cabeza.
Pues bien, me he despertado acordándome de lo que he soñado, y con la sensación de ser muy real ese sueño, y que en cierto modo yo lo guiaba desde mi semiconsciencia. Todo ello hizo que al despertar, y volver a la realidad, y percibir que lo vivido no era más que un mundo irreal, fue en cierta manera chocante. Intente recuperar la mayor cantidad de detalles, de calles, de personas, de lugares... Y apesar de lograrlo en parte, esa sensación rara me seguía invadiendo.
Ya sé que los sueños sueños son, pero es raro so.ar con un amigo al que hace más de dos años que no veo, que vive en Noruega, y con el que la última conversación, vía WhatsApp obviamente, también hace meses. No sé por qué ha venido a visitarme mientras dormía, ni por qué él,  pero la necesidad de hablar con el, de saber que esta bien, o simplemente saludarle, es imperiosa, casi difícil de controlar.  Y finalmente le mandare un mensaje mañana y ya veremos si todo está en el lugar adecuado.
Después de soñar y recordar los sueños, quieres que te vuelvan a llevar a esos sitios donde tu no puedes llegar, y no es fácil, cerramos los ojos y dejamos que nuestra mente vuele. Entramos en ese estado de relajación, de ser mero espectador de la pelí que ofrecen en el canal de las sabanas. Intentamos aferrarnos a detalles, me estos, sensaciones, sentimientos, y personas que en ellos habitan por un  segundo, para al despertar recordar. Y aunque pusimos todo el empeño, el recuerdo de lo soñado solo a veces es recordado.




viernes, 5 de diciembre de 2014

Ilusion

La ilusión es aquello que pone luz a lo gris y consigue iluminar el camino para alcanzar los sueños. El tener ilusión en la vida, en hacer cosas, el estar y ser ilusionado, te hace ver las cosas con otro prisma, incluso cuando el cristal esta sucio.
Dicen de mi, quienes me conocen, que mi sonrisa me describe, y en cierto modo tienen razón. Mi sonrisa me acompaña, intento que no se borre, que desde que me levanto hasta que me acuesto brille en toda intensidad.  Esa sonrisa, solo es un reflejo de mi manera de ver la vida, de transmitir la ilusión con que emprende cada tarea o camino. 
Cualidad o capacidad,  no sabría describirlo,  o ambas a la vez, pero así soy y así vivo. Tengo la suerte, capacidad o cualidad de ilusionarme con cada cosa que hago, con cada empresa que comienzo, hasta con cada libro que leo. Ello logra que lleve a buen puerto cada proyecto en el que me embarcó, porque esa ilusión, ese entusiasmo lo contagio a quien comparte conmigo cada uno de esos momentos. 
La gente tiende a confundir a la gente con ilusión, con meros ilusos, y puede que seamos ilusos, aunque no siempre es asi. Ilusionarse, no quiere decir que no seamos conscientes de nuestros límites, de nuestras oportunidades, de nuestros defectos, lo somos y mucho. Lo que pasa es que la actitud es fundamental para lograr alcanzar cualquier meta, hacer cualquier cosa en el día a día. Si uno empieza la jornada derrotado, asqueado,  cansado de su trabajo, de su rutina, cada vez será más cuesta arriba, más difícil de dar un paso. Sin embargo si tu buscas motiacion,  ilusión en pequeñas cosas,  desde el cambiar de ruta para ir a trabajar, o el de revisar el proyecto que tenias parado, o simplemente hacer algo de esa lista pendiente que guardas en el cajón. Poco a poco todo cambiará. 
Dicen que el amor mueve el mundo, y el mundo la mueve la ilusión, esa misma ilusión que destelleaban nuestros ojos cuando éramos niños, y que poco a poco fuimos perdiendo. Ilusión es luz, es fuerza, es alegría,  es.... Ilusión es actitud. 



jueves, 4 de diciembre de 2014

La cara reflejo del......

Estoy pensando en apuntarme a un curso de esos de técnicas teatrales, en los que enseñan a camuflar emociones, fingir otras, y ser quienes no se es. Soy muy expresiva y gesticula, hasta en la ducha, o mientras duermo. A mi se me interpreta sin que abra la boca,  solo con mirarme.
El otro dia me encontré con una psicóloga, y después de estar charlando un buen rato me dice, "eres muy nerviosa tu",. Y todo porque cuando hablo me valgo de las manos, y no se estár quieta, "tu amiga es más tranquila". Sonrei, por no decir "estas segura?". Pues mi amiga esta persona un tanto histérica.
La psicóloga noto en mi cara mi disconformidad con su afirmación, y sinceramente, Enel fondo hubiese preferido que no se me notase, al fin que más da, es su opinión, y ya está.
Es que ese es mi problema,  que se me nota todo, y sobre todo cuando algo me incomoda. Me gustaría tener la capacidad de ocultar un poco mis sentimientos y mis emociones. Y tal afán no es por falsedad, sino por todo lo contrario, porque a veces mi exceso de transparencia crea más mal rollo que un buen efecto.
Cada día me preparo ante el espejo las diferentes caras, para poder disimular mis enfados y contrariedades, y consigo que mi rostro no sea un fiel reflejo de mis pensamientos. Tales ejercicios parece que pierden su efectividad cuando interactuo con otras personas, y ahí soy yo en todo mi esplendor, gesticulando y reflejando mi rostro como pienso,  siento y sangro. Es que al final, soy así, por mucho que lo intento no tengo doblez.
Si me apunto a un curso de esos será por afición a la comedia y no como recurso para cambiar quien soy, porque alpinas ya son algunis años conviviendo conmigo misma y ya me voy teniendo cariño a como soy.

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Se acerca......

En unos días esta cumple,  y por primera vez no se que esperar, pedir, o insinuar. Me conformo con poco,  aunque en ese poco suelo ser muy exigente.
Tengo tantas cosas en mente, que no sabría elegir, pero al mismo tiempo, nada me hace tanta ilusión como para dejar miguitas que lleven al destino del regalo añorado.
Cumplir años me encanta, es un momento de celebración, que aún sigo viva para contarlo. Lo joven que me siento y me veo, esto esperare me he a estado con todos los defectos. Me veo buen, aunque cuando hago un repaso pollos últimos tiempos, los años me han alcanzado, que hasta hoy íbamos por derroteros distintos. Esto se lo debo de agradecer a mis madre que los los genes los herede de ella.
Pues eso que no se me ocurre con que regá,os me sorprenderán, ni siquiera si logren sorprenderme, y...  Pero yo no quiero nada. Lo único que quiero es juntar a los mios, mi familia, mis amigos, y celebrarlo en buena compañía,  que ya no me acuerdo cuando fue el último cumple,  en que los junte a todos y cada uno de la gente importante en mi vida, alrededor de una mesa y una buena cena.
Se que algún regalo tendré, y algún autoregalo también, suelen ser los mejores, aunque los otros tienen el carido de quien te lo regala.
Que espero este año?  Nada, yo poco es lo que  me gustaría,  que es cenar al pie de la lumbre, contar historias de cuando nos conocimos, de cuando éramos jóvenes, niños... Pero imposible, nos hicimos mayores y cada uno cogió un camino y en muchos casos ciudades diferentes.
 Se acerca mi cumple y no se que esperar, pedir o insinuar.....aunque mejor es dejarse sorprender.....






martes, 2 de diciembre de 2014

Ya está aqui

Ya es navidad. Todavía no, pero ya huele a navida desde hace más de unas semanas. Hay un dato inequívoco de que esta próxima, cuando en la tele dejan de anunciar colecciones por fascinados y empiezan a anunciarse juguetes de todo tipo. Y ahí es cuando ya solo esperas el alumbrado de las tiendas, porque el de las calles, por lo menos en mi ciudad, es escaso y cada vez más a última hora y en cuatro vías principales.
Si nos paramos a pensar, tampoco falta tanto, es día dos, y en menos de veinte días ya es el sorteo de Navidad y con el las comilonas familiares y regalos y.... Ese es otro tema, porque las comilonas ya emiezan antes con las cenas de empresa.
Ya falta menos, cada vez se escapan más los días, y cuando ayer estábamos en la playa, y ya estamos preparando el árbol, y dentro de nada nos vestirnos el disfraz y planearemos la escapada de semana santa, y verano otra vez....
Bueno, intentemos disfrutar de cada momento, y de cada época. Parece que frio por ahora no hay mucho, con lo cual mucha nieve no nos acompañarpero igualmente decoramos las casas, iluminemos el árbol y de paso nuestra vida, intentemos ponerle una sonrisa a la puñetera vida que nos toca,  y aunque las ganas de tirar la toalla sean muchas, saquemos fuerzas para sobrellevar estos días que vienen arremetiendo para desestabilizar la cordura loca de quienes, cada vez menos, no nos gusta la navidad.
Y eso que aún no han empezado con los villancicos,  la zambomba y las felicitaciones de las fiestas llenas de más falsedad que las monedas de cuatro céntimos. Pero a pesar de todo tienen un magnetismo y un encanto especial.....


lunes, 1 de diciembre de 2014

A........ Cartas por escribir

Querido A....... Supongo que empezaría así la carta, y lo de querido seria cortesía de la buena educación que mi madre me enseñó. Me gustaría tanto poder hablar contigo, o más bien hablar yo solo, decirte lo que me he callado y no te he contado.
Ha pasado algún tiempo, bastante,  pues a veces me parecen lustroso, y no te guardo rencor, ni tan siquiera  te deseo mal alguno.
La gente pensara que puedo ser tonta, o demasiado buena,  ni uno ni lo otro. Simplemente que respeto la actuación de los demás, aunque en muchos casos no la entienda. Referente a ti, si te entendí, y creo que más de lo que piensas, tu forma de actuar, de escudarse en palabras buscadas para no herir, de pintar con bellos colores,  lo que era gris, lo de no cerrar puertas.... Lo entendí, aunque no lo compartí, ni lo comparto.
Lo que ya no puedo llegar a comprender, es tu actitud posterior, la de no contestar,  la de hacerte el ofendido, cuando la ofensa fue por tu parte, y el no ser capaz o no intentar decir, lo siento. Un lo siento sincero, que hubiese sido recibido como el mayor presente. Y aun más conociendo mi falta de rencor y de venganza a las personas que en su día fueron importantes y formaron parte de mi vida.
Querido, supongo por la información que tengo, que tu aventura no ha salido todo lo bien que deseaste, y que las batallas a las que te someterte,  te han dejado más una herida difícil de cicatriza. Siento de todo corazón que así fuese, porque a pesar de todo te deseo lo mejor, y que algún día alcances esos sueños. Y si me lo permites un consejo, es difícil alcanzar los sueños, si los peldaños por los que subimos para lograrlo van llenos de mentiras y de asignaturas por resolver.
No sé si algún día te diré esto y más cosas que me guardo, y tampoco si leerás mis palabras, pero solo espero y deseo que el tiempo que otorgue lo que mereces y puedas encontrar a alguien con quien compartir camino sin necesidad de mirar atrás.
Cuidate mucho.
P.D. Ya sabes donde encontrarme si algún día decides hacerlo.




domingo, 30 de noviembre de 2014

Mucho experto....

Si no tienes nada que decir, callate, o no gastes saliva. Parece ser que en este país, lo que no se lleva es quedarse callado, que hay que hablar de todo aunque no se sepa de nada. Es como si estuviese mal visto, admitir la ignorancia o la falta de conocimientos sobre algo. Y tanto experto de nada y orador experto,  solo conlleva que el que lo cuenta se crea del todo su gran conocimiento ficticio, y el receptor u oyente, se tome como ciertos los datos escuchados y explicados por el otro.
Y así va creciendo el número de ignorantes,  que creen saber y no saben nada. Y lo peor aún, no aceptan que se les lleva la contrario, ya que su fuente es fidedigna cómo las neuronas que se le atrofiapor momentos y ellos las perciben superesarrolladas.
Esto no sólo pasa a pie de calle, esta muy extendido en todos los ámbitos de la sociedad, desde el taxista, hasta el politiquillo de turno, pasando por e cura, sin dejar de nombrar al pescadero. Todos saben de todo, desde la cajera del supermercado que te vende un a barra de pan, como que te habla de la inflacción. Y que decir el del Ban o,  que no tiene ni idea de lo que te cobra por gestión, pero sabe de universidades y de máster. Hasta la que más sabe es la señora de la corrala, que tiene toda la información de primera mano, de mano del sálvame, que ahí hablan de todo, desde el dinero que no tiene la pantera, hasta que si el d exponemos es el mejor candidato.
Nos hemos vuelto un país de resabidillos de saber de todo y no tener ni pizca idea de de nada, iba a poner una palabrota, pero seré educada al escribir aunque no al pensar. Es triste,  ver lo borregos que nos hemos comvertido, que ya no nos cuestionamos nada, porque ya lo decía la tele..... Señores por favor un poco de seriedad.
Si no tienes nada que decir, o no sabes de qué hablan, callate. Prefiero ser una ignorante convencida, que una lista muy inculta, rara que es una, y que calladita soy más guapa.


sábado, 29 de noviembre de 2014

Opinar

Podéis opinar. Así de contundente soy, podéis opinar,  sugerir, dejar vuestro comentario e incluso crítica.
Yo escribo, escribo de lo que me parece, de lo que me ocurre, de lo que surge. Escribo de la conversación que tuve con una amiga, de la noticia de turno, o del suceso que me ha sorprendido a mi y a todo el mundo. Escribo del día, de la estación, de la celebración de turno, o del disque hace. Escribo de lo que se me ocurre, o de lo que mis dedos quieren escribir. Escribo, o intento escribir.....
Escribo este blog desde hace más o menos un año, eso de escribir a diario. Escribo para mi, pero también para vosotros, pues sin los lectores que cada día dedicáis unos minutos a leer mis palabras, pienso que muchas veces los ánimos de seguir haciendolo,  faltarían. Así que,  sin vosotros, esto no sería lo mismo.
Os invito a que opinéis, a que sugirais temas, critiquéis. A que sea más dinámico esto y dejéis un comentario. A que si algo no os gusta,  me lo hagáis saber.... A que participéis, y no sólo leyendo, que ya es mucho, sino también dejando vuestra huella de alguna manera.
Podéis opinar, y me alegraría que así fuese. Hay pocas cosas tan interesantes como una buena conversación, y poder compartir diferentes puntos de opinión,  e enriquecer las miras. Y como soy un poco egoísta, quiero seguir aprendiendo, abriendo más la mente, y seguir compartiendo con cada uno de vosotros.
Gracias, por estar, porque con cada lectura vuestra, hace que las fuerzas sean más para cada día tener un nuevo post que publicar, gracias.




viernes, 28 de noviembre de 2014

Retazos en recuerdos

Llevo varios días pensando a quien dedicarle esa primera carta por escribir, esa carta que nunca enviaré. Varios son los candidatos y no por ello menos difícil la elección, y eso conlleva que no me decida.
Cuando me cuestioné, eso de escribir esas cartas que me gustaría enviar y que nunca haré, o decir esas palabras que me callo,  me he callado o no he dicho. Todo ello forma parte de pensamientos que silenciamos con la voz de la razón, y no dejamos que la intuición,  o la improvisación mande. Pues, cuando pensé en escribir unas cuantas cartas de esas, tenia muy claro los destinatarios, ahora ya no tanto. Empiezo a pensar que mucha gente me ha marcado, o dejado su granito de arenae mi piel.
Estos días he hecho repaso de mi no larga vida, y aunque corta no por ello menos intensa. Es mi vida, ya he vivido como he querido, me han dejado o he podido. En ese repaso,  un tanto caprichoso por los retazos con los que me guiaba mi mente, ha aparecido gente en mi memoria, que en cierto modo tenia olvidado. Algunas personas, las puedo decidir a la perfección, al igual que las sensaciones vividas en esa imagen guardada en mi retina, y no puedo acordarme de su nombre o de donde eran. Así son los recuerdos que guardamos, un tanto defectuosa en su forma de archivar.
Y sigo trayendo al presente, imágenes, situaciones, gentes que caminaron conmigo, o yo con ellos, y que de alguna forma han marcado mi esencia, para que sigan vivos ellos y su recuerdo en mi.



jueves, 27 de noviembre de 2014

Todo llega

En ocasiones, desesperamos por alcanzar las metas que nos hemos puesto. Elegimos un camino seguros de nuestra decisión y lo llevamos hasta el fina. Otras veces ese camino,  no es más que una elección obligada, y aun así Luchamos por continuar caminando y llegar a buen puerto. 
Las piedras que nos vamos encontrando, hacen que tropecemos, que la caída nos deje un rasguño más o menos profundo. El camino puede estar lleno de barro, impidiendo que demos pasos con facilidad. También hay charcos, aparentemente poco profundos, pero en cuanto ponemos un pie, el agua nos cubre hasta la cintura.  Y así se van debilitando las fuerzas, las ganas de seguir luchando. Empezamos a cuestionarnos las decisiones tomadas, si el camino es el correcto. Dudamos de nuestros pasos, de poner metas excesivamente altas, incluso inalcanzables,  las vemos de repente. 
Las metas se alcanzan, si uno persevera. Todo llega, a veces tarde, pero si no desesperamos y Luchamos, así será.  Y el camino lo continuaremos hacia nuevas metas, nuevos retos. Y vuelta empezar,........... Y todo llega.



miércoles, 26 de noviembre de 2014

Todos los días son....

No está demás recordar a la gente que el maltrato, la violencia de género esta palpable en la sociedad que vivimos.  El 25 de noviembre se celebra, por decirlo de alguna manera,  porque ojalá no hubiese que celebrar el día internacional contra el maltrato.
Pensamos que está erradicado,  que eso del machismo forma parte del pasado, y en realidad está presente y muy latente entre jóvenes y adolescentes. Ya no es sólo cosa de generaciones pasadas. Y cada vez, es más corriente, por triste que parezca, que nos topamos con una nueva víctima en el telediario, prensa o en la radio.
Lo que tenemos que hacer, es intentar educar a las nuevas generaciones, más cultura de igualdad, y enseñar a quererse, a que nadie es más que nadie, que para que nos quieran no tenemos que ser inferiores, a no permitir que nos degraden como personas. Es que el maltrato no entiende ni de raza, ni religión, ni de estatus social ni cultural, ni de sexo, aunque la mayoría de víctimas son mujeres.
No olvidéis que el maltrato no es una bofetada,  ni dos, y menos aún unas palabras subidas de tono en una discusión acalorada. El maltrato empieza con palabras, palabras que van mellando la autoestima de la víctima, suele ser sutil, casi inapreciable, y poco a poco anula la capidad de reaccionar, de percibir que la realidad está distorsionada.
La primera bofetada es silenciosa, va después de miles de palabras hirientes, seguidas de un falso arrepentimiento, de un no lo quería hacer, ni lo repetiré, y por último muchos es por tu bien, me provocas, yo solo te quiero.
Todos los días son el día contra el maltrato, todos sin excepción.


martes, 25 de noviembre de 2014

Desencuentros

Hay momentos de desencuentro, de desencuentro con nosotros mismos, y desencuentro con los demás. Normalmente esos desencuentros los pagan los demás, y esos demás son las personas que nos rodean y más cerca de nosotros.
Esos desencuentros no son frustraciones, ni ganas de discutír gratuitamente, lo que pasa es que los problemas, nos absorben,  o dejamos que lo hagan. Y con eso lo único que logramos, es perder el norte y desencontrarnos más aún.
Los mayores desencuentros a lo largo de nuestra vida, son con nosotros mismos. Y estos son los más difíciles de solventar.  Es que aunque parezca mentira, son más difíciles de entender, y los que más conflictos nos crean. Y cuándo pasan, no sabemos explicarlos, y menos entenderlos.
Si nos paramos a pensar, justificamos y casi empalizadas,  con los desencuentros producidos para con otros, y sin embargo,  somos excesivamente críticos con los nuestros, y a veces debiéramos ser un poco más suaves y no tan estrictos.
Los desencuentros son parte de nuestra historia, y algunos podemos controlarlos, y evitarlos, aunque los producidos con nosotros y contra nosotros mismos, esos inevitables y necesarios para ser quienes somos y llegaremos a ser.



lunes, 24 de noviembre de 2014

Meigas

Las brujas quien son las brujas? En la tierra de mis padres  no son brujas son meigas. Y las meigas son seres respetables, llenos de intuición y de sabiduría. Hubo una época en que estas mujeres eran repudiadas, odiadas, intrigadas por las vecinas, que las enviaban y temían.
Las meigas,o brujas, o como quieras llamarles nunca fueron bien vistas ni entonces ni hoy. Antaño por miedo, desconocimiento, y por el libertinaje que creían tener ellas. Y hoy... Hoy porque se teme lo que es diferente, seguro, y con fuerza.
No tienen poderes, ni viajamos en escoba, me voy a incluir, porque quienes me conocen dicen que algo de ellas tengo. No volamos por encima de los tejados, ni asustamos a los niños. Y mucho menos somos feas con bermudas en la nariz. Y algunas tampoco sentimos predilección por los gatos, aunque seamos felinas.
Las meigas somos intuitivas, observadoras.  Vamos a nuestro rollo, y sin meternos mucho en la vida de los demás, aunque si invaden la nuestra, sacamos nuestras armas y desatados la bruja que llevamos dentro. Luchamos por lo nuestro, por nuestro territorio, por nuestra familia, por nuestra tierra firme. Cuando sentimos que es atacadonuestro territorio, las pócimas se preparan, hierven hechizos y los libros son consultados. Intentamos no perder el norte, pero al ser desatado nuestro lado oscuro, pocasveces tiene vuelta atrás.
Apesar de lo fieras que podemos ser, somos muy afables, con un toque de divas por la seguridad que mostramos. Nuestra naturalidad confunden a simple vista, siendo ese encanto lo que más gusta a la gente que nos rodea.
Somos amadas u odiadas, jamás indiferentes. Si te cruzas con una no la dejes escapar, y si la miras a los ojos el que no escapara seras tú. La vida a su lado estará llena de emociones, emociones que no olvidarás.



domingo, 23 de noviembre de 2014

El otoño

Merman los días, se escapa las horas y todo se torna gris. El cielo parece pasar el día enfurecido, o triste, dejando escapar lágrimas guardadas durante el verano. Lágrimas de dolor, de nostalgia,  y alguna de alegría, que dejan a su paso vivos colores que solo un instante apreciamos, bello y fugaz arcoiris.
Desde que abrimos los ojos, todo tiene un manto gris. Primero la niebla, poco deja intuir el tímido sol que asoma entre las nubes oscuras. Después un rayo se escapa, y tan pronto como se escapa el cielo deja caer las primeras lluvias. Y esas lluvias humedecen la tierra, y las almas de las personas, que parecen tristes, añorando el verano como tiempo mejor.  Esa lluvia que saber dulce, aunque amargue a los transeúntes.  Dulce al paladar, dulce sobre la tierra, dulce con los rayos de sol cuando se cruzan con ella, dulce y amarga. 
Los días se aprovechan poco, parecen días nostálgicos, días para encender la chimenea y recogerse. Días de chocolate caliente, sofá y manta. Y hasta eso tiene su encanto, reunirse con los amigos al pie de la lumbre, un buen vino y una larga y amena charla por delante. 
Aunque lo que más me gusta del otoño, aparte de los alimentos de temporada, soy de buen diente y buena en la cocina, son los aromas y colores. Esos amarillos,  esos rojos,  algun verde que no perderá color. Esos matices en las sierras de nuestro país, en las laderas de los montes. Ese paleta de colores,  sueño de todo pintor romántico y enamoradizo. 
El otoño tiene sus cosasmalas, sus cosas regulares y sus cosas buenas, sus horas cortas, pero también su encanto, sus emociones, sus colores.  El otoño,  esa estación tan poco agraciado por seguir al verano, y aun así luce con ganas y con fuerza inunda todo con sus aromas. 

sábado, 22 de noviembre de 2014

Mirar....

Miro a ese niño sentado en el jardín, se maravilla con la hormiga que recorre su mano. Le brilla la mirada, sonríe, descubre un nuevo mundo a su alrededor. Me maravilla con la facilidad que se sorprende, con la naturalidad que mira lo que le rodea, y la falta de prejuicios.
Ese niño, me recuerda cuando yo misma era chiquilla, como aunque no tuve todo los caprichos del mundo, guardo con entrñable felicidad aquellos momentos. Y tal veces felicidad venía dada por el descubrimiento de mundo,  ese mundo que poco a poco perdió la magia de sorprenderme.
A veces me pregunto cuando me despoje de aquella inocencia, cuando dejé de mirar las cosas con los ojos de niña curiosa,  que siempre fui.
Mira a ese niño, me acerco a él,  me siento a su lado, y dejo que el me guíe por el mundo que quiere conquistar. Y el me muestra entusiasmado sus pequeños descubrimientos, el trébol, la mariquita que alza el vuelo, la hormiga que sigue su camino con sus compañeras.
Ese niño, que tiene toda la vida por delante, solo ha empezado a caminar, y ya me ha dado una gran lección. La vida te sorprende si dejas que lo haga, no es la vida ni las cosas, somos nosotros los que perdemos la capacidad de sorprendernos.
A partir de ahora, cada día dedicaré cinco minutos a abrir los ojos de par en par, y mirar las cosas de mí entorno con la misma mirada de esa niña que fui, y que se sorprendía con cada descubrimiento por pequeño que fuera, y sonreía de forma sincera y sin doblez.
La vida tiene demasiadas sorpresas y buenas, como para no dejarse sorprender, abre los ojos y vuelve a mirar......

viernes, 21 de noviembre de 2014

Caminar

Caminar, caminar y seguir caminando. Eso es lo que hacemos desde que nos levantamos. Caminamos y seguimos caminando. A veces sabemos hacia donde vamos, y otras simplemente dejamos que los pasos nos lleven.
Desde que despertamos, rutinas que parecen insignificantes y que marcan cada día de nuestras semanas. Nos desperezamos, mientras el despertador del movil suena una y otra vez la alarma supuestamente inteligente, si lo fuese sabría cuando parar. Apoyamos el mismo pie cada mañana,  nos acercamos a la cocina, hacemos café,  abrimos la nevera.  Y así,  seguiremos hasta salir de casa.
Y cuando cogemos el coche, le ponemos el gps a las manos y a la mente. No se debiera, pero hay días que no recordamos como ni cuando hemos hecho el camino. Rutina, o cansancio, o mezcla de ambas. Por eso nuestros días es un caminar constante,  un caminar por carretera, de la que no vemos ni sentimos los baches.  Un caminar por montañas con curvas que no apreciamos sus eses. Un caminar por parques llenos de columpios y de risas y no lo vemos. Un caminar por bosques con flores y árboles e profunda sabiduría y a lo que sólo identificamos su tronco. Un caminar.... sin disfrutar del camino, sin apreciar el viaje.
 Caminamos, caminamos y seguimos caminando...y es mejor detenerse , que caminar sin ir a ninguna parte.


jueves, 20 de noviembre de 2014

Últimamente

Últimamente no tengo tiempo de nada y menos para cotillear. Así que las charlas conmigo son de lo más aburridas. De todos modos,  mi amiga que siempre sabe como animarme. Aunque pienso que es mutuo, intuimos cuando la otra lo necesita y sabemos como subir el animo. 
A lo que iba, que me pide un cotilleo, claro como ella no está aquí, quiere que le ponga al corriente de las nuevas y no tan nuevas, de la gente,  de la ciudad, de todo un poco. Pero esta vez era la peor reportera que ella se podía buscar. Así que poco cotilleo tenia, por no decir ninguno. Y pese a las ganas de contarle alguno, tuve que admitir mi falta de información. 
Ella se percató de mi desilusión por no poderle transmitir, a lo que ella hábilmente me habló de un artículo sobre el cotilleo, de que la gente no lo hace por criticar,  sino para reflexionar sobre unos mismos. Lógicamente le pedí que pasara el artículo, pues discrepo bastante con esa teoría, pero aunque un poco de verdad tiene. Y sobre cotillear y demás, ya escribiré otro dia. 
Al final,  mi amiga vio que poco jugo le daba, por lo que al final se hizo ella con la conversación y me empezó a contar sus cotilleos. Es que a mi lo de charlar por WhatsApp no es mi fuerte, aunque con ella es la única manera de hablar un poquito. La pobre estaba un poco,un poco.... No sé cómo decirlo, no era triste, ni desanimada, ni decepcionada, tal vez cansady todo porque supuestamente todo lo que podía salirte mal salio mal. 
Claro que lo malo de ella, son anécdotas todas seguidas, que se arreglan en poco, la lavadora, la luz que se ha cargado, la falta de encontrar curro, un catarro demasiado largo, y algún desastre pequeño. Y le afectó un poco, aunque en el fondo yo la sentía feliz. Y es que esta feliz, su niña se ha adaptado bien, y además en el cole va bien. Y lo que importa es como se siente uno consigo mismo. 
A veces no son los grandes desastres los que más nos hunden, y los pequeños nos minan y nos hacen más fuertes. La vida es como es, lo importante es ser feliz y disfrutar de las pequeñas batallas. 



miércoles, 19 de noviembre de 2014

Cartas por escribir

Cuantas cartas han quedado por escribir? Cuantas palabras por decir? Cuantas por compartir? Y si pudiésemos escribir y enviar? Decirle a esa persona o personas, todo lo que nos gustaría haberle dicho? A lo mejor no lo haríamos, o tal vez si.
No sé si muchas de esas personas leerán lo que escribo,  o he escrito, seguramente no, pero ya que tengo la suerte de tener este espacio, para decir lo que quiero o puedo, empezaré a escribir esas cartas que no enviaré.  
En mi vida, imagino como en la de todos, hay muchas personas que no están en mi vida tanto como quisiera. A algunas no puedo decirles muchas cosas, y otros a los que si pudiera decirles, pero no sé como empezar, que decirles, o temo como recibirianmis palabras. 
Y así, pasan los años, y me voy guardando para mi cosillas que debiera compartir, y no encontrando el momento de desempolvarlas y sacarlas de paseo. Y quedan olvidadas en algún cajón,  debajo de mil cosas, y un día, buscando otra cosa, otras palabras, las vemos y decidimos airearlas, aunque no sabemos la cantidad de polvo que tienen, y algún estornudo nos provocan.
Y como mis cajones parecen que van a desbordarse, he decidido empezar a sacar las palabras,  y no dejarlas olvidadas. Y escribiré cada semana una carta de esas, de esas cartas que no enviaré. Cartas que espero que lean, o que alguien se las haga llegar. Cartas que no son para ellos, sino para mi, para no guardarme todo lo que tenia que haber dicho  y no dije.
Por qué...... quien no tiene cartas por escribir? Por enviar? Cartas del pasado? Cartas del presente? Cartas que quisiste mandar y te faltaron palabras para terminar? Cartas llenas de sensaciones,  emociones y temores? Cartas......



martes, 18 de noviembre de 2014

Huellas

Cuando caminas, dejas huella, unas veces inapreciable, otras queda tan marcada ni la lluvia la borra. Con la gente nos pasa lo mismo, conocemos gente, y gente nos conoce a nosotros. Pasan los años y personas pasan por nuestras vidas. De esa gente,  alguna perdura vinculada a nosotros de algún forma,  como amigos, compañeros de trabajo, primos, amigos de amigos, novios o novias de amigos o conocidos.......
La mayoría de la gente que hemos conocido en nuestras vidas, pasa al olvido, podemos acordarnos de ellas, ante una foto del pasado, o un encuentro con alguien de nuestra infancia, adolescencia o juventud...
Aveces es como  ver una película que conocemos casi fotograma a fotograma, pero siempre aparece un detalle olvidado. Así es con las personas, están ahí,  pero por una razón que desconocemos, pasan al baúl del olvido, hasta que alguien las trae a nuestra memoria.
Pero, siempre hay personas, las menos, que aunque pasen los años su recuerdo es presente. La huella que han dejado en nosotros es tan profunda, que no se ha borrado. Pensamos que la gente que más nos marca es la que estamos más a menudo, o más trato hemos tenido, y la mayoría de las ocasiones así es. Pero en un porcentaje no muy elevado, esa marca, esa huella, la dejan personas con las que hemos coincidido poco, un fugaz encuentro, una charla puntual, o un viaje inesperado.
La huella que deja en nosotros las personas es impredecible, al igual que nosotros en los demás. O creéis que les sois indiferentes a los demás? Pues no, lo que ocurre es que no sabemos lo profunda de nuestra huella, ni lo intacta que puede permanecer con el paso de los años, de las lluvias, vientos y tormentas. Lo importante es no dejar de caminar y seguir dejando huellas, aun sin saber su profundidad.