domingo, 28 de diciembre de 2014

Hace siete años

Día de los santos inocentes, es el día en que se conmemora el episodio en que herodes ordenó matar a a los recién nacidos en belem. Ya casi no se recuerda el origen del día,  lo que tenemos presente es que es un día de inocentadas y bromas. En algunos lugares hasta hay la tradición dejo prestar ningún bien este día, ni dinero, pues el que los recibe esta libre de devolverlo, e incluso se puede apropiar del lo prestado. 
Para mi hoy tiene un significado especial, un día como hoy hace siete años volví a nacer. En cierto modo se parece hoy al de aquel año. Era una mañana soleada después de una noche muy fría, como hoy. Me levanté, y me preparé para hacer mi rutina diaria, y de paso recibir las bromas pertinentes que casi siempre me tocaban en un día como ese.  Me subí al coche y puse camino hacia mi destino, no creo que llevase más de cinco minutos en la carretera, no se como ni cuando, en una semicurva, patinó el coche y me sali de la carretera. Segundos eternos que hicieron que mi mente se pusiera en blanco, que agarrase el volante con fuerza y que repase las oraciones que me acordase. Un impacto detuvo el coche, un árbol absorbió la delantera y como dandose un abrazo quedaron los dos. El silencio se hizo durante pocos minutos, el árbol, se resquebrajó cayendo encima del capot. Me miré,  el airbag estaba explotado, mi cara se había frenado contra él.  Un poco dolorida, pero sin ningún rasguño, salí del coche y un poco alejada mire el accidente, estaba el coche destrozado, increíblemente estaba ilesa. Volví a nacer, pues a cinco metros antes o después, hubiese ido a parar al río y ahí no se si la suerte hubiese sido la misma. 
Cuando recuperé la calma, busqué el teléfono y aun temblando los dedos conseguí marcar una llamada...."venid a buscarme, acabo de destrozar el coche y estoy sin batería" 
Como era de esperar se lo tomaron a broma, e inicalmente poco caso me hicieron, aunque al escuchar mi voz temblorosa y nerviosa,  dejaron las tonterías y aparecieron rápidamente allí.
Hace siete años de aquel día, y cada año lo recuerdo,  no hay nada mejor que volver a nacer de vez en cuando para ver todo desde otra perspectiva y agradecer las oportunidades que nos ofrece la vida, aunque a veces esté llena de putaditas. Feliz día de los inocentes!!!! 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada