martes, 2 de diciembre de 2014

Ya está aqui

Ya es navidad. Todavía no, pero ya huele a navida desde hace más de unas semanas. Hay un dato inequívoco de que esta próxima, cuando en la tele dejan de anunciar colecciones por fascinados y empiezan a anunciarse juguetes de todo tipo. Y ahí es cuando ya solo esperas el alumbrado de las tiendas, porque el de las calles, por lo menos en mi ciudad, es escaso y cada vez más a última hora y en cuatro vías principales.
Si nos paramos a pensar, tampoco falta tanto, es día dos, y en menos de veinte días ya es el sorteo de Navidad y con el las comilonas familiares y regalos y.... Ese es otro tema, porque las comilonas ya emiezan antes con las cenas de empresa.
Ya falta menos, cada vez se escapan más los días, y cuando ayer estábamos en la playa, y ya estamos preparando el árbol, y dentro de nada nos vestirnos el disfraz y planearemos la escapada de semana santa, y verano otra vez....
Bueno, intentemos disfrutar de cada momento, y de cada época. Parece que frio por ahora no hay mucho, con lo cual mucha nieve no nos acompañarpero igualmente decoramos las casas, iluminemos el árbol y de paso nuestra vida, intentemos ponerle una sonrisa a la puñetera vida que nos toca,  y aunque las ganas de tirar la toalla sean muchas, saquemos fuerzas para sobrellevar estos días que vienen arremetiendo para desestabilizar la cordura loca de quienes, cada vez menos, no nos gusta la navidad.
Y eso que aún no han empezado con los villancicos,  la zambomba y las felicitaciones de las fiestas llenas de más falsedad que las monedas de cuatro céntimos. Pero a pesar de todo tienen un magnetismo y un encanto especial.....


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada