martes, 23 de diciembre de 2014

Ayer era el sorteo

Ando tan en las nubes que ni me acordé que ayer era veintidós, hasta que encendí la radio y escuché "miiiiiiiiiillll eeeeeeuuuroooooooooossss", una y otra vez. Por increíble que parezca, se me había pasado por completo. Puede parecer que como vivo en la abundancia no me hace falta que me toque la lotería, cosa que se aleja bastante de la realidad. Lo que pasa, es que últimamente ando bastante liada, y ni se a que día ando y prefiero no saberlo.
A mi lo de la lotería este año me la trajo un poco al pairo, pues es el año que menos jugué, un solo décimo, y eso compartido con los del trabajo. Con diferencia,  es la vez que menos he comprado, intercambiado o regalado, y ello no ha sido por nada especial, sino porque no me he acordado, o me ha dado igual, o porque....
Mejor casi mejor que no me toque, no vaya ser que me vuelva loca y cometa más de una locura, que aunque la tengo en mente, no realizo,  por falta de dinero., y si me toca que sea mucho, para que la locura sea permanente y no tenga que preocuparme por tonterías, muchas de ellas sin importancia. Felicito a los que les ha tocado, que como dicen siempre, ya tienen para tapar agugueritos, aunque algunos deben tener enormes boquetes. Y a los que no, pues felicitarlos, porque lo que importa es la salud. Seguramente esta sea la frase más recurrida en el día de ayer. Y en el fondo está cargada de razón, aunque con un poco de milloncitos en el banco se lleva mejor.
Ayer fue el pistolero de salida de las fiestas navideñas, ahora si o si ya estamos en Navidad, y con ella todo lo que conlleva. Comidas, regalos, fiestas,........
Ando tan despitasda que me había olvidado del sorteo de lotería, y con ello,  que la navidad ya está aquí y que viene con la intención de quedarse por lo menos durante unos días....



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada