miércoles, 24 de diciembre de 2014

Querido Papa Noel

Querido Papa noel, Santa Klaus,  San Nicolás, o como sea tu verdadero nombre. Se supone que hoy te colarás por la chimenea, casas que las tenga, por las que carezcan de ellas, entrarás por la ventana,  puerta, galería.... No sé por donde entras, y sinceramente creo que no quiero saberlo, porque la de veces que no me has traído lo que te he pedido, puede que en algún momento me gustara vengarme o por lo menos lo pensase.
Este año no quiero pedirte nada, pues el traductor simultáneo que te pedí el año pasado,  aun lo deben estar fabricando, aquí no ha llegado ni llegará a este ritm. Además para que pedir si al final me traeras lo que quieras o te parezca bien, y yo lo aceptaré de agrado sea lo que sea.
La verdad es que empiezo a pensar que debo ser muy mala, o tener pensamientos malos, porque desde que tengo uso de razón,  nunca tuve lo que quería en navidad, antes por unos motivos que tienen que ver más con el dinero que con otra cosa, y ahora por otros,  a los que no me apetece entrar en detalle.
Tengo que reconocer querido Papa Noel,  que lo que menos me importan son los regalos, y menos los grandes regalos. Soy mucho de detalles, y más en estas fechas, prefiero no tener nada material, y despertarme con una sonrisa, que la gente que quiero esté bien, ver a los mios llenos de felicidad a pesarse las circunstancias, que lazos de amistad no se rompan, el que la empatia tenga correspondencia, el liberarme de lastre, y ese abrazo que das y que te den,  que te hace recordar que todo saldrá bien....
En el fondo pienso y creo que me conoces, y aunque me quejo de que nunca aciertas, has acertado cada uno de los años, pues no has dejado que mi sonrisa se borre, y mientras se desdibujada la volvías a colorear. Me guiabaen mis paseos al borde de mis fuerzas, y siempre me has ayudado a rodearme  de l@s mejores amig@s,  pocos pero l@s mejores....
Querido Papa Noel,  este año no te pido nada y te pido todo, regalame lo que quieras, pero nunca dejes que pierda mi sonrisa....
Atentamente, una niña que ha tenido el mal gusto de crecer.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada