lunes, 1 de diciembre de 2014

A........ Cartas por escribir

Querido A....... Supongo que empezaría así la carta, y lo de querido seria cortesía de la buena educación que mi madre me enseñó. Me gustaría tanto poder hablar contigo, o más bien hablar yo solo, decirte lo que me he callado y no te he contado.
Ha pasado algún tiempo, bastante,  pues a veces me parecen lustroso, y no te guardo rencor, ni tan siquiera  te deseo mal alguno.
La gente pensara que puedo ser tonta, o demasiado buena,  ni uno ni lo otro. Simplemente que respeto la actuación de los demás, aunque en muchos casos no la entienda. Referente a ti, si te entendí, y creo que más de lo que piensas, tu forma de actuar, de escudarse en palabras buscadas para no herir, de pintar con bellos colores,  lo que era gris, lo de no cerrar puertas.... Lo entendí, aunque no lo compartí, ni lo comparto.
Lo que ya no puedo llegar a comprender, es tu actitud posterior, la de no contestar,  la de hacerte el ofendido, cuando la ofensa fue por tu parte, y el no ser capaz o no intentar decir, lo siento. Un lo siento sincero, que hubiese sido recibido como el mayor presente. Y aun más conociendo mi falta de rencor y de venganza a las personas que en su día fueron importantes y formaron parte de mi vida.
Querido, supongo por la información que tengo, que tu aventura no ha salido todo lo bien que deseaste, y que las batallas a las que te someterte,  te han dejado más una herida difícil de cicatriza. Siento de todo corazón que así fuese, porque a pesar de todo te deseo lo mejor, y que algún día alcances esos sueños. Y si me lo permites un consejo, es difícil alcanzar los sueños, si los peldaños por los que subimos para lograrlo van llenos de mentiras y de asignaturas por resolver.
No sé si algún día te diré esto y más cosas que me guardo, y tampoco si leerás mis palabras, pero solo espero y deseo que el tiempo que otorgue lo que mereces y puedas encontrar a alguien con quien compartir camino sin necesidad de mirar atrás.
Cuidate mucho.
P.D. Ya sabes donde encontrarme si algún día decides hacerlo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada