domingo, 30 de noviembre de 2014

Mucho experto....

Si no tienes nada que decir, callate, o no gastes saliva. Parece ser que en este país, lo que no se lleva es quedarse callado, que hay que hablar de todo aunque no se sepa de nada. Es como si estuviese mal visto, admitir la ignorancia o la falta de conocimientos sobre algo. Y tanto experto de nada y orador experto,  solo conlleva que el que lo cuenta se crea del todo su gran conocimiento ficticio, y el receptor u oyente, se tome como ciertos los datos escuchados y explicados por el otro.
Y así va creciendo el número de ignorantes,  que creen saber y no saben nada. Y lo peor aún, no aceptan que se les lleva la contrario, ya que su fuente es fidedigna cómo las neuronas que se le atrofiapor momentos y ellos las perciben superesarrolladas.
Esto no sólo pasa a pie de calle, esta muy extendido en todos los ámbitos de la sociedad, desde el taxista, hasta el politiquillo de turno, pasando por e cura, sin dejar de nombrar al pescadero. Todos saben de todo, desde la cajera del supermercado que te vende un a barra de pan, como que te habla de la inflacción. Y que decir el del Ban o,  que no tiene ni idea de lo que te cobra por gestión, pero sabe de universidades y de máster. Hasta la que más sabe es la señora de la corrala, que tiene toda la información de primera mano, de mano del sálvame, que ahí hablan de todo, desde el dinero que no tiene la pantera, hasta que si el d exponemos es el mejor candidato.
Nos hemos vuelto un país de resabidillos de saber de todo y no tener ni pizca idea de de nada, iba a poner una palabrota, pero seré educada al escribir aunque no al pensar. Es triste,  ver lo borregos que nos hemos comvertido, que ya no nos cuestionamos nada, porque ya lo decía la tele..... Señores por favor un poco de seriedad.
Si no tienes nada que decir, o no sabes de qué hablan, callate. Prefiero ser una ignorante convencida, que una lista muy inculta, rara que es una, y que calladita soy más guapa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada