lunes, 17 de noviembre de 2014

carrera

El domingo ha sido un día raro. Hacia tiempo que no sentía esa vagueza, esas pocas ganas de hacer nada. Y lo peor, que era día de carrera, la primera carrera que debiera correr desde que deje de fumar. Me despisté, no me inscribí, y tampoco me acordé de la fecha. Y tal vez lo peor, no me vi con las fuerzas necesarias para terminarla.
Últimamente no me llegan las horas del día, no sé si es por el otoño, o porque realmente el día tiene menos horas o yo muchas cosas que hacer. El problema es que no me preparé lo que pretendía en un principio, por falta de tiempo,  ganas o por lo que fuese. Y como soy muy competitiva,  conmigo, no quería empezar algo para no terminarlo. No soy de las que abandona a mitad del camino.
Así que al despertar, el sentimiento era contradictorio , por un lado sabía que era la mejor opción no haber participado, y por otro lado la sensación de que había fallado a mi palabra a mi misma. Lo cierto, es quetenia el cuerpo mallado, como si un camión me pasara por encima, pero no podría decir si eran excusas o realmente me sentía mal.
Después de remolonear un buen rato, de tomarme el cafe correspondiente para ser persona humana, he ordenado mis ideas. El año que viene corro, término la carrera y con un tiempo más que aceptable. Y casi sin pensarlo mucho, me vestí los pantalones cortos, camiseta de tirantes, deportivas y salí a la calle. Llovía,  llovía y mucho pero eran más las ganas de superación que la lluvia clavados en mis piernas calientes y tensas. Y cuándo terminé la satisfacción fue mayor que si llegase a la meta la primera, había comenzado a prepararme para el año que viene, seguro de lograr el reto personal.
Este domingo estaba más vaga de lo habitual, y en un instante cambié un domingo de sofá y manta por un domingo lleno de energía y de actividad física y neuronal. No he corrido la carrera oficial, he empezado a recorrer los metros, km, que me separan de la meta de mi reto., correr el año que viene y ganarme a mi misma.
Las metas se alcanzan cuando estamos preparados para dar el primer paso para lograrlo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada