miércoles, 26 de noviembre de 2014

Todos los días son....

No está demás recordar a la gente que el maltrato, la violencia de género esta palpable en la sociedad que vivimos.  El 25 de noviembre se celebra, por decirlo de alguna manera,  porque ojalá no hubiese que celebrar el día internacional contra el maltrato.
Pensamos que está erradicado,  que eso del machismo forma parte del pasado, y en realidad está presente y muy latente entre jóvenes y adolescentes. Ya no es sólo cosa de generaciones pasadas. Y cada vez, es más corriente, por triste que parezca, que nos topamos con una nueva víctima en el telediario, prensa o en la radio.
Lo que tenemos que hacer, es intentar educar a las nuevas generaciones, más cultura de igualdad, y enseñar a quererse, a que nadie es más que nadie, que para que nos quieran no tenemos que ser inferiores, a no permitir que nos degraden como personas. Es que el maltrato no entiende ni de raza, ni religión, ni de estatus social ni cultural, ni de sexo, aunque la mayoría de víctimas son mujeres.
No olvidéis que el maltrato no es una bofetada,  ni dos, y menos aún unas palabras subidas de tono en una discusión acalorada. El maltrato empieza con palabras, palabras que van mellando la autoestima de la víctima, suele ser sutil, casi inapreciable, y poco a poco anula la capidad de reaccionar, de percibir que la realidad está distorsionada.
La primera bofetada es silenciosa, va después de miles de palabras hirientes, seguidas de un falso arrepentimiento, de un no lo quería hacer, ni lo repetiré, y por último muchos es por tu bien, me provocas, yo solo te quiero.
Todos los días son el día contra el maltrato, todos sin excepción.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada