domingo, 23 de julio de 2017

Discutir

Nos pasamos la vida discutiendo por pequeñas cosas. Las discusiones forman parte de nuestro día a día.
No conozco a nadie que no haya discutido en toda su existencia. O tal vez exista. Si conocéis alguno o alguna, no dudéis en presentarmelo.
Seguramente tenga más tara mental que yo, de eso hablaré en otro momento.
Volviendo al tema de discutir, he comprobado que el nivel de discusión de mi vida, sube según lo cansada que estoy. Todo tiene que ver lo relajada que tenga la neurona. Resumiendo, mi humor a la hora de tomarme las gilipolleces varias de los que me rodean, o me topo, depende en exclusivo de ello.
Suena a rollo patatero, de desertización dialéctica de un sábado noche, frente a algún tequila que parece doble por el buen hacer del camarero de turno. Pero No, esto es la mente de alguien que después de trabajar quince días seguidos sin descanso, el primer día libre que tiene, engancha una discusión con otra, cambiando de interlocutor, ya que se tornan para saturar la poca paciencia que tengo y sacar al sherk que tengo escondido en mi interior, disfrazado de princesa de melena rubia.
Dicho esto... la mayoría de las veces discutimos por tonterías, pero que a gusto nos quedamos cuando tenemos razón.

domingo, 7 de mayo de 2017

Mama

Hoy es el día de la madre, como todos los años el primer domingo de mayo. Muchos creen que es un día comercial y seguramente lo es.  No recuetdo donde lei ,que su origen está en una mujer pacifista que lucho por los derechos de los esclavos y de las en las mujeres, pero no voy a dar muchos datos porque no recuerdo bien la historia.
Volviendo la actualidad, hoy celebramos el día de nuestras mamás. 
Y creo que en el fondo no le decimos a nuestras mamás todo eso que realmente pensamos. Cuándo somos pequeñas creemos que van a estar ahí toda la vida, que son inmortales, que tienen superpoderes y todo lo pueden. O que tienen una varita mágica que con un toque y unas palabras de ellas, todo se soluciona en un plis plas. 
Hay momentos en que queremos dejar de ser sus niñas y que nos dejen volar a nuestro aire. Y lo hacen , observandonos desde la distancia, haciéndonos creer que la travesía la hemos realizado solas. 
Y siempre hay una etapa de nuestra vida que nos vuelve a acercar a ellas y vemos lo estúpidos, aunque necesario, ha sido nuestro alejamiento. 
Recuerdo que mi madre me decía, si algún día tienes hijos me entenderás mejor. Pues si, la entiendo más de lo que ella piensa. 
Hoy es el día de las mamás, y de la mis en particular. Quiero decirte mamá, que te quiero, que ojalá nunca te vayas. Y si lo haces, sigue acompañandome desde ese lugar que te encuentres. Gracias por cada riña, por cada Consejo, por cada abrazo, por cada lágrima, por cada esfuerzo, por cada día que me has dado, todo ello ha hecho que sea quien soy y me sienta orgullosa de ello al mirarme al espejo. 
Felicidades mama, no hoy, sino los trescientos sesenta y cinco días del año, porque ser mamá no es día es todos sin excepción. 
Te quiero mami.

jueves, 4 de mayo de 2017

Reciclando recuerdos

Después de muchos días posponiendolo. He decidido hacer limpieza en el trastero de mis sentimientos.  
Me he cansado de guardar paquetes de gente que ya no está, esperando a que algún día viniesen a recogerlos, y otros llegasen  a abrirlos conmigo. 
El trastero lo cerré con llave hace algún tiempo. El último paquete lo subí hace un poco más de un año.  Lo dejé en medio pensando que no le vería  en  una temporada, y no estorbaba. 
Y ahora estoy aquí sentada, en medio de cajas vacías, cajas cerradas, cajas con agujeros, cajas polvorientos, cajas..  muchas cajas. 
No tengo ni idea por donde empezar,  sigo sentada mirando a mi alrededor esperando la inspiración.  Pasan los minutos y decido ponerme menos a la obra.
Primera caja, recuerdos de la infancia, envueltos en añoranza y alguna ilusión rota pero nada que no se hubiese podido reparar. 
La segunda está llena de amores adolescentes, cartas de amor  y desamor que creías único e irrepetible. Y que ahora lo ves como una sensación de lejanía. Qué ilusos éramos con ese tema del amor, y aún lo seguimos siendo.
Me retiro hacia atrás y tropiezo de nuevo con la última caja que he llevado al trastero. Me mira desafiante, esperando que reina el valor de abrirla. Titubeo, pero finalmente me enfrento. Un escalofrío me recorre, es todo demasiado reciente, ilusiones truncadas, decepciones varias, proyectos por terninar, diferentes capítulos por terminar. En fin, demasiado peso para una humilde caja de cartón.  
El polvo acumulado hizo que los estornudos aparecieran y fuesen continuos, decidí sacar la caja del trastero y sacarla al jardín. 
Me senté de nuevo, no sabía que hacer ni por donde iniciar la limpieza. 
Me levanté. Cogí la caja como pude y salí a la calle. Caminé unos metros y en el primer contenedor verde que vi, allí la meti. Me di la vuelta hacia casa, caminaba liguera, sin carga y feliz. 


jueves, 27 de abril de 2017

Neurona cansada

Cansancio mental, eso es lo que tengo desde hace tiempo. Las neuronas están saturadas y no responden como debieran. No soy médico ni nada que se le parezca, sólo un tanto gilipollas, O para ser más fina diré; tontaina.
Cansada, me cansan las excusas estúpidas de la gente. El ya te llamaré que sabes que no lo harán. Pero.... para que lo dicen, Si no hay necesidad de tanta parafernalia de quedar bien. 
Cansada de ser buena, y ponerme en la piel de los otros. Al hacerlo tengo empatía, e intento facilitar las cosas, cosas que después piensan que debo hacer que es mi obligacion. 
Cansada de decir si, Y esperar que cuando diga no, entiendan mis razones. Pero No, les ofende que diga no, Como si no tuviese derecho a tal palabro.
Mi neurona echa chispas, y eso que suele ser paciente y me da un tiempo de aceptación para que espabile. Y cuando se tarta de que sea tonta, estalla. 
Y ha estallado? Ha dicho basta. Esta cansada, saturada al estrés mental al que la dinero, No directamente, permitiendo que otros lo hagan. 
Así que se ha puesto en huelga y sólo sabe decir no. Me ha redactado un documento en que tengo que firmar, en el que me comprometo a ser más egoísta, a pensar en mi un poco más, y a dejar que cada uno piensa lo que le sale del moño colorado lo que le de la gana. 
Si no aceptó sus condiciones, coge vacaciones indefinidos son retorno.... pues eso, acepto, mejor neurona conocida que por conocer. 

viernes, 31 de marzo de 2017

Explicaciones

Y no tengo fuerzas para hacerme entender, buscar el diálogo y llegar a un acuerdo. He gastado tantos esfuerzos en explicaciones innecesarias, y digo innecesarias porque la gente no quería escuchar las. Eran necesarias para mí, importante hacerme entender . Tiempo perdido.
Las explicaciones se le dan a quien las quiere o está receptivo para recibirlas. Siempre pensé que si entendían mi manera de ser o actuar, empatizarian conmigo. Fallé de nuevo en mi posicionamiento y en las conclusiones, no empatizaron, ni entendieron. 
La gente camina muy bien con sus zapatos, aunque los lleven llenos de arena que van haciéndoles ampollas a cada paso. Y ni así, les hace ponerse en la piel de quien camina junto a ellos sin protestar. 
Hay momentos en que te detiene y decides caminar sólo que mal acompañado, Que es momento de no compartir ni alegrías, ni penas, ni anhelos. Es momento de volverse hermético. 
No es miedo, es un cúmulo de sensaciones que te van avisando de lo que ocurre, hasta que al final, el golpe contra la pared te confirma que es el momento. 
Así que ahora las explicaciones son conmigo misma. Monto discusiones llenas de monólogos eternos, que ayudan a evaluar días en los que me encantaría poner en fila a más de un@ y decirle cuatro cosas. Pero Después pienso.. . Para Que?  Si no entenderán nada. Así que al cruzarmelos , sonrio y a otra cosa mariposa que la vida es muy corta. 

lunes, 27 de marzo de 2017

Lunes

Lunes... el día más temido y más largo de la semana. No nos gusta aunque sea en vacaciones, para eso aún faltan unos meses. 
Lunes, este más largo que los demás, con cambio de hora incluido, y con los trastornos que conlleva. Estaremos zombies toda la semana hasta encontrar el equilibrio entre el despertador y nuestro ritmo. 
Los lunes no me gustan, y si la semana empezara en domingo o martes, tendría el mismo cariño a esos dias. 
Y aquí estoy, sentada, jugueteando con la taza de café. Mirando por la ventana mientras llueve en plena primavera. Imagino que no tengo que ir a trabajar, que sale el sol y no sé cuántas tonterías más de lunes soñador.
Vuelvo a la realidad al mismo tiempo que se acaba el café y de nuevo me pongo en marcha, ordenando mentalmente el trabajo de un lunes que se hará cuesta arriba. 
Mientras me visto, intento ponerme la mejor de las sonrisas, si no sale el sol, lo llevaré puesto yo.
Y con buen paso y sin dejar de caminar... empieza un lunes más. 

lunes, 20 de marzo de 2017

Hablate

Qué contar? Con quién hablar? Y cada vez te en cierras más en ti mis@. Te vistes la armadura que protege tus sentimientos y te vuelves superficial.
La gente prefiere el aceite, por encima, sin mezclar, sin profundizar. Nos haríamos de abanderar una sinceridad, que no es más que una fachada bien decoradas y con un gusto exquisito, enmarcada.
En el fondo, no queremos oír las verdades, esa no hacen sangrar heridas viejas y nuevas.  Preferimos el jabón, esa palmada también en la espalda y cada uno a su casa con sus vergüenzas.
Empezamos a meter todo en el fondo del cajón, a no ser dueños de nuestras decisiones. Actuamos como creemos que seremos mejor aceptados, menos juzgados y  mejor consideramos.
Nos convertimos en lo que no queremos ser, una copia mala de nosotros mismos. Vivimos con miedo a desnudez el alma, por temor a que nos dañen, aún a sabiendas que de esta manera nos dañamos a nosotros mismos.
Un día, nos despertaremos y al mirarnos en el espejo, no nos reconoceremos. Será el principio del fin, o el fin para que empiece el principio.
Hablar? Contar? A quién?  Comienza contigo mismo, reflexiona, escuchate, hablate y sigue por hacer, set y vivir como tú  quieres, no como los demás esperan.

miércoles, 8 de marzo de 2017

Ellas

Acabo de ver que hoy se celebra el día de la mujer trabajadora.  Ni lo recordaba.  Lo mio, como tantas mujeres, es cada día  hasta que me acuesto, y si el cansancio me deja dormir. 
La mujer es trabajadora casi desde que nace, es como el aún.  Desde la antigüedad, ellas eran las recolectores, y ahora recogen de otra manera.... la ropa, los platos, la casa... 
Suena a tópico y espero que cada vez sea menos real, pero trabajamos en casa y fuera de ella. 
No necesitamos un día que se haga visible nuestra situación.  Las mujeres necesitamos conciliación, el que no se nos eche para atrás por ser mujer y menos aún por tener hijos. 
Entramos en la desigualdad de oportunidad, de triunfar en lo que nos gusta, en luchar por lo que queremos. Y si lo hacemos, pagamos un alto precio, muchas veces personal. 
Este día se lo quiero dedicar a las madres de antaño, a mi madre, a mi abuela. Mujeres que trabajaban de sol a sol, sacaban a muchos hijos adelante, sin más ayuda que sus manos llenas de callos. Esas mujeres que nos inculcaron que no nos rindamos. 
Esas mujeres que nos enseñaron que aunque nunca seríamos como ellos, )podríamos ser mejores y alcanzar las metas. 
Esas mujeres que nunca lo tuvieron fácil, que su opinión no era escuchada, que sus inquietudes se fueron apagando, sin poder hacer las realidad en muchos casos. Esas mujeres que nos abrieron el camino, y que en días como hoy debiéramos recordarlas, y a menudo agradecer todos y cada uno de sus esfuerzos. Por ellas. 

lunes, 6 de marzo de 2017

Ana, presupone.

No te puedes pasar la vida presuponiendo. Ese es el mayor error de las mujeres y de algún hombre también.  
Suponemos hasta el día que va a hacer, y zas, el día que parecía lluvioso sale un sol que nos deslumbra. 
Lo mismo ocurre con las relaciones humanas, y matizo porque no en  sólo las sentimentales actuamos suponiendo. En la amistad nuestra mente juega alguna mala pasada. 
Después de esta breve introducción, voy a lo que voy. Mi amiga Ana anda en un mar de dudas con un chico. Esto no es nada anormal siendo mujer, el problema es que es el mismo tío desde hace tiempo. 
A mi se me ocurren vente mil consejos que darle, a sabiendas de que pocos va a aplicar, o ninguno. Pues yo tampoco lo haría.  
Ana es de esas mujeres que como el chico le entre en la mente, no se lo quitan ni con una buena sesión de piel. 
Así que así estamos, ella le lee por la única Red social que el tiene, y su mente se dispara, primero supone que dichos mensajes son indirectas para ella, y acto seguido presupone que dichas palabras tienen otra destinataria. Un día tras otra la misma murga a la hora del café.  
Yo, la escucho como escucharía a mi y yo interior, intento ser objetiva, pero me pongo en sus zapatos y estaría presuponiendo día si, día también.  Y es que las mujeres somos así.  
Ya, os leo el pensamiento, que lo encare directamente y salga de dudas, pues no es tan fácil tal tarea, ya lo ha hecho, según me ha contado, y sus palabras fueron una de cal y otra de arena.... entonces la muchacha que hace? Presuponer

martes, 21 de febrero de 2017

Felicidades...

Felicitar a alguien, ese es el reto de hoy. Con un pasa un buen día, sería suficiente. En esta ocasión no llega con eso. 
Cumplir años es una fecha en nuestro calendario, pero cumplir cuarenta dicen que un antes y un después en nuestras vidas. Tal vez porque es la mitad de lo que vamos a vivir o se supone que viviremos. 
Cuarenta no es nada, decía mi abuela con noventa. Todo es cosa de perspectiva. Lo importante es vivir, sea con veinte, cuarenta u ochenta. 
Sigo con mi reto, felicitarte a ti, que hoy cumples años. Tenía  pensado mil cosas que decirte, y ahora no sé  ni por donde empezar.  
Querido amigo, felicidades de todo corazón.  Tu vete viviendo este año y me vas contando que se siente al cumplir los cuarenta, para que no me pille desprevenida en unos meses.  
Lo de la edad es lo de menos, lo que quería  decirte  es gracias por compartir tu tiempo y tu amistad con para conmigo. 
Hace ya de cuatro años que nos conocemos, y lo que empezó como una observación mutua, se ha convertido en una amistad de lazos difíciles de romper. 
Me conoces y te conozco, me cuidas y te cuido. Me camas y te calmo, y me espabilar y te espabila.  Y mil cosas más.  
Te debo un par de tapas y una buena charla, de esas que el tiempo no importa, y poder mirarnos a los ojos mientras las palabras fluyen o simplemente el silencio cuenta los minutos. 
No sé  qué decirte.... sé  feliz, te lo mereces, date una oportunidad a ser tú  completo, y que nadie te borre la sonrisa. 
Mil gracias por ser amigo mio y dejarme formar parte de tu universo. 
Felicidades lince. 

domingo, 19 de febrero de 2017

Reencuentros

A veces solo necesitamos el encontrarnos con viejas amistades, para reencontrarnos con nosotros mismos. 
Ayer fue una de esas reuniones, que empiezan como un compromiso ineludible, que quisieras decir no y no puedes.  En las que te sobran excusas para declinar la invitación y aún así, asistes. 
Pues bien,  confirmé mi asistencia. Me probé no un par de modelitos, sino que el armario entero. Y al final, lo de siempre, lo práctico, camisa y vaqueros, y un bien tacón.  Y como dice la canción..... rimel por aquí, maquíllate... y lista. 
Me hubiesen llamado en mitad del camino para decirme que se había cancelado, y creo que bailaría sobre un pie en mitad de la calle. 
No hubo esa suerte. 
La noche había enfriado el ambiente. Me puse mi mejor sonrisa y allá fui.  
Como era de esperar, restaurante de moda, menú degustación, decoración cuidada elegantemente... ya se puede imaginar uno el local. 
Sorprendentemente, la comida muy buena y el vino, un tinto de la tierra, espectacular. 
Y de repente, aquellas amigas que no podría juntarnos ni la misma bruja piruja, estábamos riendo como hacía más de veinte años, olvidándonos del reloj y uniendo lazos de nuevo. 
Y entre vino, confesiones y más de un traje a medida que hicimos, fuimos encontrándonos. 
Cuando acabó la velada,  sentí esa punzada de añoranza, de lo que vamos dejando por el camino  y que volvemos a recoger. Anduve  varios metros siguiendo los pasos de mis pensamientos. Sonreía por el encuentro y seguir encontrándose, y por un momento recordé que lo que reencontré esa noche, fue a mi misma. 

jueves, 16 de febrero de 2017

Educación



Leí esta frase y me recordó  algo vivido este fin de semana.  Lo cierto es que la compartí en Facebook sin añadir ningún texto mas, para no dar pistas de como era mi estado. Y zas, la persona en quien estaba pensando, se dio por aludida.
Al final da lo mismo lo alto que subas, escales o alcances llegar, si ese ascenso es pisando a los demás.
Las personas no somos unos más que otros, ni tampoco menos, cada cual es quien es y debe respetar y ser respetado.
El finde asistí  a un evento, parte por interés propio y parte en apoyo de quien lo organizaba.
Al llegar, me sentí fuera de lugar, y no por la ropa, ni por mi forma de actuar, sino por la organizadora del mismo.
Desde el momento uno, fue una prepotencia desmesurada aderezada de falta de tacto y palabras inadecuadas. No hubo malos tonos, ni mucho menos insultos. La gente que me acompañaba, fue la que peor se sintió y a la que trataron con poco tacto.
La mala educación no es sólo chillar, o insultar se,  la mala educación es mucho más.  Es la manera de tratar a los demás desde una posición de superioridad, de menospreciar. ...
A veces suelo ser brusca, e incluso deslenguada, pero jamás maleducada y menos aún para que otro se sintiese peor.
Intento cada día tratar como quiero o me gustaría que me tratasen. Y tú?

martes, 14 de febrero de 2017

San Valentin

Ya está  aquí el día de San Valentín.  Es catorce de febrero,  pero ya nos han bombardeado con el  día desde que ha acabado la navidad. Es para enganchar un consumo con otro. 
No me gustan nada los días impuestos. Ya sabéis lo que opino de la navidad, pues con más razón de esta fecha.  
Acepto que a todos nos gustan los detalles, el que se acuerden de uno, que nos hagan sentir especiales... lo que ocurre es que hoy parece obligatorio el comprar algo o que te regalen algo. 
Esto me hace recordar, que siempre me han gustado las rosas,  siento debilidad por las negras, aunque me gustan todas y de todos los colores. Pues bien, en toda mi vida solo me han regalado rosas tres veces, sino recuerdo mal. 
La primera vez por mi cumpleaños, un chico que intentaba impresionarme, y casi lo consigue y me regaló tantas como años cumplía. 
La otra vez fueron dos rosas, no recuerdo el motivo. Y esas si que me llegaron al fondo del corazón.  Una por amor y una por amistad. 
Y la última vez fue por san valentin, un mozo que creía conocerme bien , y va y me regala dos rosas, de plástico. Si, de plástico, debo reconocer que aún las conservo. Cada vez que las veo me acuerdo de él.  
Y es todo era para que entendiera is mi postura, no es un debate de si san valentin o no san valentin. Simplemente es que hagáis lo que hagáis, hacedlo con el corazón, y no esperéis al catorce de febrero para decirle o demostrarle a alguien lo especial que es. 

lunes, 6 de febrero de 2017

Callarse...

Y no aprendo. Según pasan los años q creo que lo hago peor. 
Debiera  saber cerrar la boca. La boca la abro y la cierro sin problema.  Lo que ocurre es que me sale por ella toda la sinceridad.  
Decir lo que se piensa, está sobrevalorado.  En la sociedad en que vivimos, la gente pide rodearse de gente sincera, que vaya de frente, que tenga opinión propia. .... pero después la realidad es diferente. 
Las personas prefieren que les adulen, que digan a todo amen, que no les cuestiones. .. así la sinceridad queda guardada en el cajon. 
Y ahí estoy yo, que no sé  callarme los que pienso ni debajo del agua. Cuando digo en voz alta mi opinión,  parece que a la gente le gusta, aunque discrepe en más de algún punto. Además me gusta que me rebaten,  conocer otros puntos de opinión.  
No tengo problema en el diálogo,  en debatir sobre cualquier tema... pero no, en su mayoría se callan. 
Y en cuanto me doy la vuelta , lo que no me han dicho ante mi sinceridad,  lo comentan a mis espaldas. 
Tengo que aprender a callarme, a guardar mis opiniones, tengo que empezar a ser un poco falsa, sonreír y decir a todo amen. 
Tengo que.... pero no sé. La sinceridad no entiende de dobleces y de callarse la boca. 

martes, 31 de enero de 2017

Esta noche

Esta noche he vuelto a soñar contigo. Hacia tiempo que morfeo no te traía a mis aposentos de madrugada.  
Fue una visita cordial,sin sobresaltos.  Me hallaba en tu ciudad. Los motivos de la visita no eran demasiado claros, por un lado parecía un compromiso familiar, por otro un viaje improvisado.  
Al principio no reconocía la ciudad, poco a poco las calles se hacían viejas conocidas a cada paso que daba. 
El parque, la iglradia,  el olor a mar..... estaba de nuevo allí.  
Dudé  en llamarte, al final me atreví.  No recuerdo muy bien la conversación, a mi mente solo viene la comida en un restaurante del centro. Y no estábamos solos, habías traído compañía.  Dos personas te flanquean cómo si estar conmigo a solas fuera peligroso. 
La comida discurrió distendida, con la complicidad de antaño. Al acabar el café fuimos a pasear. Ahora solos. Pero no recuerdo de que hablamos. Y ahí me desperté,  pensando si fue un sueño o un recuerdo pasado. 
Mientras me tomo el café de la mañana, abro el ordenador, veo tu perfil con una foto, en este caso de mi ciudad y una frase... pronto iré.  
Sueño o realidad?

lunes, 30 de enero de 2017

Tonta

Nunca os habéis sentido tontos?  Cuando digo tontos, me refiero a sentir que has hecho el primo. Tener la sensación de que te han utilizado y que no te has ni dado cuenta. 
Pues yo si, y una sola vez, sino muchas. La más reciente ha sido unos días. 
Ya sé,  cada uno va a lo suyo, cada quien mira por si,etc.... eso ya me lo han repetido  mil y una vez. 
Yo, como ser iluso que soy, creo en las personas, en que el ser humano tiene valores y la amistad está  por encima de ciertos intereses. Pues no, craso error el mio. 
A lo que iba, me invitaron a un evento, una amiga, conocida, desconocida, interesada. .. no sé  cómo calificarla.  
Al llegar allí, el recibimiento fue frío y distante, y eso no me molestó,  ya que cada uno actúa como le parece. Lo que en cierto modo, me hizo sentir tonta, fue cuando su nueva empleada me vino a dar lecciones del tema del evento. Lecciones cargadas de superioridad y de prepotencia. 
Insisto cada uno actúa como mejor le conviene, le interesa o quiere. 
Mi tontuno sentimiento, es porque a esa persona le ayudé apesar de haberse ido de mi empresa. No dejéque interfieran mis intereses profesionales ante mis afecto hacia ella. 
Pero no el sentimiento no era recíproco,  era mientras le interesaba, cuando le era útil para sonsacar me la información sutilmente. 
Si, me siento tonta, por no verlo, porque en el fondo no quiero cambiar, me gusta como soy. Y duele que esta gente me haga desconfiar de la buena fe de las persona. 
Tu nunca te has sentido tonto? ..... 

jueves, 26 de enero de 2017

Al aire

Tienes un ataque de verme? Pues no lo escribas y hazlo.
Quieres saber de mi...? Buscame.
A mi esto de pseudos o indirectas al aire, no me van. Es que soy de pillarlas todas o de no enterarme de ninguna.
Leemos cosas que otros escriben. Escribimos cosas que son leídas por otros ojos. Pensamientos que vuelan y movidos por la brisa de la Red llega a lugares insospechados.
Y otras veces llegan al destinatario o destinataria correcta, aunque al ir llegaraje con el remitente difícil de identificar queda olvidado, o no le es otorgado todo el peso que puede tener.
Así que .. tienes un ataque de verme? Pues ven a verme, sabes donde estoy y donde estaré.  Y déjate de mensajes al aire,que los tornados llegan cuando uno menos se lo espera.

miércoles, 25 de enero de 2017

Sigo.....

Ya va una semana y algún día más. .. y sumando días. Si, todavía no he vuelto a fumar.  Y no sé  si es por eso, o porque las neuronas están más aireadas, pero lo cierto es que estoy más despierta. 
Mi ingenio vuelve a estar ahí,  en el momento adecuado  y con la rapidez de antaño. 
Tengo que  frenar la lengua,  porque va a la rapidez de la mente.  Y no pide permiso para soltar a su antojo las mayores flores del jardín y algún cardo también.  
Algunas veces lo echo de menos, para que engañarnos, pero ahí voy resistiendo la tentación.  
Ni creo que lo logre, o si, quien sabe. Lo importante es el intento, el poner la intención para hacerlo y de paso alcanzarlo. 
Mientras pasan los días,  aquí estoy poniendo acentos donde había silencios y algún punto donde no había coma .
Y viendo lo aguda que estoy mentalmente seguiré sin fumar una temporadita más.  

lunes, 16 de enero de 2017

Primer día

Dejarlo no es lo difícil, lo complicado es no volver a caer. 
No es la primera vez que terminó por fumar un cigarrillo y aseguró que será el último.  Y si, es el último de una temporada. 
Los intervalos sin fumar han sido de diferentes tiempos. Una vez de un año, otra de seis meses, otra de dos años y medio. Y alguna más que ya no recuerdo. 
Lo que me preocupa es volver a caer, porque es obvio que vuelvo a caer. 
Llevo un día sin fumar, y estoy tranquila,  no me subo por las paredes ni nada por el estilo. 
Reconozco que el de después del café, me ha costado no encenderlo, pero he sdo fuerte. Aunque no me extrañaría que flaqueara en breve. 
Tal vez muchos piensen que es mentalidad derrotista, pero para nada, es realismo puro y duro.  
Pues eso, empieza la aventura.... primer día sin fumar. .. conseguido. 

viernes, 13 de enero de 2017

Desapareció

Desapareció una vez más.  Sin dejar rastro. Sin pistas que seguir. 
Así sucede, sucedió y sucederá. Siempre la misma forma y manera. Y ella esperando una señal, una nota. Migas de pan para alimentar su hambrienta alma con hambre difícil de saciar. 
La última huida, le fue difícil de entender. Tal vez no quiso ponerse sus zapatos, o tal vez, estaba cansada de que sus pies sufrieran yagas innecesarias. 
Cuando se percató de su ausencia, de que de nuevo se había marchado, tras un primer momento de desconcierto, se sentó  y miró por la ventana al horizonte. Se estaba poniendo el sol. Una línea de rojo mezclada con naranjas, anunciaba la noche. 
Se levantó, fue a la cocina, abrió una botella de vino tinto. Se sirvió una copa, y brindó. 
Esta vez era la última que lamentaba su marcha. 
Cada uno elige su camino y como caminar. Ella no necesitaba fantasmas que desaparecieran cuando hacía viento o llovía, y solo aparecían cuando lucía el sol. 
Un sorbo de vino recorriendo su garganta,  y una sonrisa en sus labios, era el punto final a una etapa del libro de su vida. 

miércoles, 11 de enero de 2017

La soledad

A veces la soledad, no es más que un espejismo que alimentamos con gran esmero, pensando que cuanto más gordo y reluciente esté, más tranquilo se quedaráen el sofá sin molestar. 
La soledad viene precedida de una montaña rusa, en la cual subimos y bajamos acompañados, hasta que en uno de esos viajes nos percatamos que subimos y bajamos solamente con nuestra compañía.  
La soledad, eso que describimos como un desierto en busca del oasis perdido, de ese punto que ni siquiera aparece en el mapa de ruta que seguimos. 
La soledad, esa amiga que siempre está con nosotros y la dejamos arrinconada hasta que no tenemos con quien bailar. Y en ese momento la vamos a buscar y allí sigue, esperándonos.  
La soledad, que es la soledad? Es el complemento de nuestras vidas y que nunca nos abandona, aunque estemos rodeados de personas. 

martes, 10 de enero de 2017

No salen las palabras

No salen las palabras. Se agolpan las sensaciones en mi cabeza sin poder verbalizarlas. 
Disimulo el torbellino interior con una sonrisa puesta en mi rostro, desde buena mañana. 
No me gustan estas fechas, y si eso se añade los pensamientos alborotados de un ser que se encuentra en un laberinto, todo es un vais de sentimientos extraños. 
Me gustaría poder levantarme y sentir el suelo frio bajo mis pies, y disfrutar la sensación de caminar descalza.  Y en lugar de eso, me encojo cómo un caracol ante la mínima amenaza. 
Libro batallas interiores que no tienen ganador, deja más vencidos y lisiados, que vencedores rodeados de laurel. 
Son épocas complicadas, no durarán eternamente,  pues todo pasa y todo se calma, mientras tanto, camino hacia un destino incierto.  
No salen las palabras, solo se ahogan en una garganta inflamada de tanto hablar, de tanto hacerse entender... ya no salen las palabras... me las guardo

jueves, 5 de enero de 2017

Queridos Reyes Magos

Queridos Reyes Magos....
No tenía pensado escribir esta carta. Ya tengo una edad, pero la niña que llevo dentro me lo ha pedido, así que aquí estoy. 
Lo primero que diré, es que no he sido la mejor niña del mundo. Me he enfadado por cosas, que ahora que lo pienso, no eran para tanto. 
He podido ser mejor, y ello lo intentado,  aunque no sé, si con los resultados esperados. 
Algunas metas, se quedaron en proyentes y otros proyectos impensados se convirtieron en hechos. 
He saltado en charcos de barro, manchado mi ropa y sonreído cómo nunca. 
No quiero cosas materiales, ni juguetes ni esa muñeca que nunca me habéis traído.  Ni tampoco el scalextri que siempre pedía en mis catras.  Este año sólo pido fuerza para caminar y levantarme cada vez que me caiga. 
Quiero que no se apague la luz de mi sonrisa, la ironía de mis mente, la ilusión de la vida y la capacidad de sorprenderme. 
Os pediría salud, para mi y los mios, pero eso no está en vuestra mano. También podría pedir dinero, pero el dinero no es felicidad.  Así que lo que pido es ser yo misma, ser feliz con las pequeñas cosas y no olvidar a esa niña que llevo dentro, que otro año más me recordó la magia de esta noche y la ilusión ya olvidada. 
Si no podéis llegar esta noche junto mis zapatos, mañana estaré en el mismo lugar....