jueves, 16 de febrero de 2017

Educación



Leí esta frase y me recordó  algo vivido este fin de semana.  Lo cierto es que la compartí en Facebook sin añadir ningún texto mas, para no dar pistas de como era mi estado. Y zas, la persona en quien estaba pensando, se dio por aludida.
Al final da lo mismo lo alto que subas, escales o alcances llegar, si ese ascenso es pisando a los demás.
Las personas no somos unos más que otros, ni tampoco menos, cada cual es quien es y debe respetar y ser respetado.
El finde asistí  a un evento, parte por interés propio y parte en apoyo de quien lo organizaba.
Al llegar, me sentí fuera de lugar, y no por la ropa, ni por mi forma de actuar, sino por la organizadora del mismo.
Desde el momento uno, fue una prepotencia desmesurada aderezada de falta de tacto y palabras inadecuadas. No hubo malos tonos, ni mucho menos insultos. La gente que me acompañaba, fue la que peor se sintió y a la que trataron con poco tacto.
La mala educación no es sólo chillar, o insultar se,  la mala educación es mucho más.  Es la manera de tratar a los demás desde una posición de superioridad, de menospreciar. ...
A veces suelo ser brusca, e incluso deslenguada, pero jamás maleducada y menos aún para que otro se sintiese peor.
Intento cada día tratar como quiero o me gustaría que me tratasen. Y tú?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada