miércoles, 27 de mayo de 2015

Gente

A veces me paro a pensar en gente que ya no está en mi vida. De repente me acuerdo de ellas, sin previo aviso. Algunas me las he cruzado por la calle, otras han pasado a lo lejos,y otras me ha costado reconocerlas.  
Muchas de esas personas son de la época del colegio o del instituto, y por circunstancias no hemos vuelto a coincidir. Puede ser que ya no vivan en la ciudad, o tal vez simplemente nunca se ha dado la ocasión de volver a verse.  
He intentado hacer memoria de cada uno de mis compañeros de aquella época, recuerdo detalles, momentos, nombres y algún apellido.  Sorprendente hay algunos que no atino con el nombre y menos aún sus apellidos. Supongo que eramos muchos y que no dejaron suficiente huella en mi. 
Con los del instituto es diferente, a los de clase me acuerdo de todas sus caras, y de donde eran pero nombres, algunas personas ni me acuerdo. He intentado recordarlas,  pues hay fotos y ni así.  
Supongo que esto es solo un reflejo de  nuestra vida, en la que gente que compartió momentos con nosotros, y que se van quedando y su recuerdo se difumina. Se borra, y cuando eso ocurre es difícil rescatarlo. 
Así que últimamente estoy intentando hacer memoria, de todas esas personas que estudiaron o me acompañaron en un momento dado. Es un ejercicio de memoria y también un ejercicio de emoción y sensaciones, de otro tiempo que recupero ahora, sólo como añoranza y de nostalgia. 
Que seria de aquel muchacho? ? Esa es otra historia que otro día contaré.  


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada