viernes, 11 de marzo de 2016

Piezas del puzzle

Y te pasas la vida queriendo entender cosas que no son más que parte de un puzzle. Y te olvidas que hasta que esté completo no sabrás ver bien lo que es. Así es la vida, piezas y más piezas que no van encajando hasta el momento adecuado. Las puedes esparcir, remover, intentar encajar pero hasta que estén todas no tendrá sentido. 
Eso es parte de nuestro sino, querer entender cosas cuando somos pequeños y que sólo el entendimiento no llega con la experiencia.  Cuando somos adolescentes creemos tener todas las piezas, no siendo conscientes de nuestra gran ignorancia. Y según vamos creciendo, vemos que nos faltan piezas,o que cuando las tenemos nos falta el  marco para ponerlas. Solamente al final de nuestra vida, cuando las fuerzas fallan , es cuando tenemos las piezas y donde colocarlas. Y ahí es cuando nos gustaría volver atrás,  y no para cambiar la colocación de las mismas, sino para tener la sabiduría y saber llevar mejor nuestra impaciencia a la hora de colocarlas. 
A veces es bueno hacerse preguntas, o intentar contestarlas. .. y otras es mejor dejar que las piezas se vayan colocando, sin demasiada prisa,dejando tiempo  al tiempo. Pero como seres humanos que somos,  la impaciencia nos puede más que la espera. 
Es bueno dejar cosas sin responder y alguna pieza del puzzle  en la caja, siempre habrá tiempo para colocar la que mejor encaje. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada