martes, 9 de junio de 2015

Vete

Si no te gusta no vengas, y si no vienes, vive, deja vivir y no critiques. Y así de tajante soy y así se lo dije. No entiendo que la gente venga de otro lugar y critique a los de aquí. Y aúnque lo hace, vuelve cuando puede.
Me parece que lo estoy embrollando un poco la cosa. Esto viene a que el otro día quedé con una amiga, conocida de la carrera. Ella reside y es de otra ciudad, aunque su familia es de aquí.  He de decir que soy de una ciudad pequeña, esas ciudades que tienen un marcado carácter de pueblo grande pero pueblo.  Es así,  aquí nos conocemos todos o casi todos, y al que no conoces, te suena o has compartido trabajo o asiento en el autobús.  Es decir que no eres anónimo,  por mucho que hagas tu vida y no te metas con nadie,todo el mundo opina. Es que así es la vida en los lugares donde la gente se conoce desde siempre, y si viene alguien nuevo es fácil saber de él.  Así trascurre la vida aquí,  sin sobresaltos, sin noticias relevantes y cuando pasa lago fuera de lo normal,  todo el mundo habla como si del sálvame se tratase. Es que vivir en un pueblo, es lo que tiene, ciudad pequeña. Pero esto no ocurre solo en la mia, sucede en todo pueblo, villa, ciudad, o núcleo poblacional, donde la gente se conoce ,se comunica y de hacen trajes. Así es.
Después de esta explicación un tanto particular de donde vivo, espero que entendáis, ,que una persona que vive fuera, en otra ciudad más grande, venga aquí  y se asquea de como son en mi ciudad,  de como somos.
Nunca  me ha importado la vida de mis vecinos,  pero eso no hace que no hablen de uno, cosa que me es indiferente. La vida triste es de ellos. No me enfado y tampoco creo que esto sea algo exclusivo de mi ciudad.
Me enfadó su autoridad al afirmar que esto solo pasaba aquí.  Y yo sorprendida le intentaba decir que esto sucede en cualquier lugar del mundo donde la gente se conoce. El ser humano cotillea por naturaleza y en nuestro país más.
No bajaba de la burra, esto solo pasa aquí,  en ningún lugar la gente habla así.  Y siguió con sus argumentos, y comprendí que era tiempo perdido. Sólo me quedó un resquemor, que ese comentario lo haría en más sitios y gente que no conoce mi ciudad se quedará con sus opiniones como certeras.  Continuó un buen rato y yo desistí de una comunicación.  Y simplemente le dije.... que haces estudiando aquí,  y no lo haces en tu ciudad? Por que vienes si tan incomoda te sientes cuando vienes y todo funciona tan mal aquí?
No supo que contestar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada