domingo, 21 de junio de 2015

Cada uno

Todos tenemos el mapa hecho en nuestra cabeza, los estereotipos impresos, aunque intentemos decir que somos tolerantes y que no hacemos juicios. Según vemos a una persona, no siempre,  pero si lleva algo muy característico o que resalte, es difícil que no opinemos.
Si vemos pasar  a alguien con rastras, acompañado de un perro, con mochila y desaliñado, es probable que digamos que es un vago, un perroflauta, y con esto no digo nada en contra de esa forma de vida. . Puede que lo sea, o solo que le gustan os animales y ese estilo de vestir. O tal vez lo sea, o no.  Y a lo mejor es un niño de papá en su época rebelde. Pero opinamos generalizando.
Lo mismo si, nos cruzamos con uno que porte  maletin, y lleve traje a medida, lo ubicamos en un banco, despacho y demas. Y a lo mejor es solamente alguien que finge ser quien no es. O alguien que se siente mejor enfundado en el atuendo de trabajo que de manera sport.
Lo mismo nos pasa con las nacionalidades, olvidándonos que cada uno es individuo particular.
Generalizamos dentro de nuestras fronteras, como para no hacerlo fuera de ellas. Y claro, conoces a gente individualmente  y ese estereotipo se cae, aunque siempre  hay quien lo cumple a rajatabla.
Todos pertenecemos a una comunidad,  pero nunca olvidemos que somos únicos e individuales, con lo cual,  actuamos según nuestra ética y moral. Y el carácter y los genes hacen el resto.
Además en la variedad está el gusto,  si todos fuésemos iguales , donde estaría la gracia?


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada