jueves, 4 de junio de 2015

Brujilla

Estoy convencida que algo bruja soy, y cada día lo confirmo. Tengo un sexto sentido muy desarrollado, o simplemente intuición.  Es difícil de explicar, son sensaciones, como un flash. Un instante que aclara sin buscarlo, las sensaciones y el come come que tenía sin saber el porqué.
Y no sé, si decir que es bueno o malo, pero normalmente acierta. Lo que ocurre, es que en muchas ocasiones me gustaría estar equivocada, y que la intuición no fuese tan certera. En estos casos hago oídos sordos, y ojos ciegos. No sigo sus consejos, y mucho menos las alarmas y señales que me envía. Y claro al final, sale lo que sale, que la bruja tenia razón y acierta con pleno al quince.
Todo ello hace, que cuando la luz se enciende y la alarma se activa, aunque en un primer momento no quiera hacerle caso, termine por sucumbir a su insistencia y tome nota de las advertencias.
Y después de tanto tiempo conviviendo con la bruja interior que tengo, y dejándola encerrada en la azotea, he decidido sacarla de su encierro y dejar que me acompañe. La he adoptado, y desde entonces  sonrió más y tropiezo menos, eso no es cierto, tropiezo igual pero caigo con más gracia y me levanto con más rapidez.
Tengo la intriga si en otra vida fue bruja, adivina o yo que sé.  Lo único claro es que tengo intuición,  o visión o como queráis llamarle, que hace que vea lo que a simplemente no se ve...
Bruja o no bruja, soy como soy y parte como quiero ser.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada