domingo, 28 de junio de 2015

Mi desorden

Tengo muchos defectos y uno de ellos, es el caos ordenado que reina en mi vida en general. En mi casa,  en mi coche, en mi corazón,  ... Podría seguir. 
Es un desorden ordenado, sé dónde está cada cosa, donde colocarla y donde buscarla. Yo me entiendo...
Y de repente entras y lo descolocas todo, no es que lo desórdenes,  que desordenado ya estaba más que un poco. Lo descolocas, lo colocas de una manera que no encuentro nada, que las cosas están de una manera diferente, no peor, pero si diferente. Y claro, te das cuenta de lo elefante que has sido en la cacharrrería , que me miras como pidiendo perdon, por descolocar lo que inevitablemente has descolocado. 
No te culpes, era mi desorden y ahora tengo que colocar todo,  los muebles que había,  los que has traído y todo lo que había en los cajones. Ti todo estuviese más ordenado, tu tornado no hubiese sido más que una brisa de verano, pero aquello ya era un descampado por el que un huracán ya había hecho de las suyas.  
No quieres descolocar nada más,  y por ello antes de que sigas trayendo cosas, debo hacer limpieza y reorganización de todo lo que hay. 
Mi caos es mio y como tal debe tener un ordene en el que yo sepa encontrarme,y me siente a gusto. . 
Al principio todo parece estar sin sentido, pero en cuanto vivas en mi locura ordenada,  entenderás mi caos y verás  que no has desordenado, ni descolocado nada  que yo no quisiera o te dejase. 
Mi desorden es mio, y si entras en él,  no querrás salir.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada