jueves, 25 de junio de 2015

Miedo?

Miedo, quien dijo miedo? Yo no, pero lo siento. Intento que no se note, ocultarlo, y es palpable. Miedo, miedo que me hace cauta. Miedo que no me deja saltar desde lo alto sin Red.  Miedo que se nota al mirar al futuro, incierto y por definir.  Miedo que se apodera de mi razón, haciéndome bola, refugiarme,  levantando muros.
Si, tengo miedo, lo admito. Tengo miedo porque esto es real, es tangible, y no se puede ocultar. Puedo hacer que no existe, que todo ha sido un sueño, pero de repente estas, y todo cobra sentido, el miedo desaparece por un instante y me siento libre, bien, muy bien.  Y de nuevo el miedo, ese miedo que no es a sentir, sino a dejar de hacerlo.  Ese miedo que no es a vivir, sino a no tener la fuerza para no rendirse. Ese miedo que no es a perderte, sino a que no quieras estar. Ese miedo a que un error de cálculo explote en el momento y lugar equivocado. Ese miedo a perder el sentido y la razón.  
El miedo, me hace ir despacio, no dejar me llevar por impulsos de locura consciente.  Hace pensar una y otra vez las cosas. 
Tengo miedo, un miedo enorme, que oculto detrás de mi uniforme de todo lo puede,   ese traje que esta roído en  cada bolsillo, donde se cuela el temor,,la inseguridad, la vulnerabilidad y esas cosas que no quiero que vean los demás.  
No quiero sentirlo, pero es necesario. No quiero hablar de él,  pero ahí está.  No quiero que se apodere del tren, aunque puede viajar en el. 
Si tengo miedo, y  tu también,  es que la vida sin un poco de miedo se vuelve locura sin razón.  Compartamos miedo y demonios y empecemos a caminar, lo demás irá llegando poco a poco.... solo hace falta esperar. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada