viernes, 26 de junio de 2015

Comentario

El otro día alguien dejó un comentario, en el cual me preguntó si creí en el amor y si era capaz de transmitir quien me había hecho sentir así.  La segunda parte es fácil,  me hizo sentir así, una persona que jugó  con mis sentimientos, con los mios y con de otras, haciéndome creer que era especial y lo único que buscaba era una corte de señoritas que le alimentarán su ego de hombre. Un hombre que no tiene escrupulos para jugar con las mujeres, a las cuales dice entender y respetar, a esas mujeres que en el momento en que le enfrentan, las vapulea o desmerece, haciéndolas cargar a ellas con la culpa de no ver lo que el supo ocultar tan bien. 
Esa peso na que me hizo sentir así,  tiene el don de la palabra, la cual usa con maestría para el engaño y cautivar a inocentes o solitarias mujeres, que lo único que quieren es un poco de comprensión y cariño. 
El no me hizo dejar de creer en el amor, lo único que logró es que no confiara tanto en las personas. Además, no creo que sea consciente del entramado de mentiras y de falsedades que ha hecho de sus relaciones,  y en el fondo tampoco me importa. Sólo me da un poco de pena, porque está  solo y seguirá solo, porque la farsa es por  un tiempo, la mentira termina por dejar pasar la verdad. Y al final se esconde por falta de argumentos. 
Lo de él  no era amor, ni hacia mi , ni hacia nadie. Lo que fue fue,  y no fue nada más,  porque traicionó  algo muy importante en cuan quier relación,  la confianza. 
Espero que algún día vea que no todo se basa en la palabra, que lo más importante son los hechos, y los suyos... dejan mucho que desear. 
Y si creo en el amor..... eso será otro día. ..

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada