lunes, 6 de abril de 2015

Semana santa y pecadora

Acaba la semana santa,  vaya nombre para una semana que todos deseamos que llegue para pecar. Ya se que muchos son católicos,  o que aún no siéndolo en estas fechas van de procesión por los diferentes lugares donde el fervor popular es palpable. Habrá curiosos y otros muchos serán turistas, pero abarrotaron los diferentes puntos de interés. 
Pues en esta semana santa, digamos que no he hecho nada de lo pensado. Es que así es la vida, nos empeñamos en planear y después no hacemos lo marcado en el guión. Lo primero que quería era descansar, desconectar, relax total. Nada, nada de relax, si es que si soy sincera,  he ido contrarreloj todos los día.  Lo de desconectar, más o menos, aunque hubiese desconectar en la playa, con un daikiry, y una puesta de sol de infarto. Así que relax, lo que se dice relax, nada de nada. 
También quería pecar, pecar he pecado, pero más de pensamiento que de obra. Y con ello no quiero admitir que no hubo ocasión, que la hubo, aunque que a veces el pecado por mucho que apetezca,  no puede ser, o no es el momento, o..... Esas cosas pasan. Y cuando eso pasa solo queda dejarse sorprender y aprovechar los cambios de última hora. 
He pecado, según ciertas doctrinas, he bebido, he comido,  he,... Bueno he hecho un poco lo que he creido oportuno pero no se si es lo que aceptarían los preceptos de la religión,  eso es harina de otro costado en la que no voy a entrar. Cada uno celebra sus vacaciones como quiere, porque lo que es esto es vacaciones, llamemos santas, pecadores o como nos de la gana. 
Esperamos estos días como agua de mayo, y nombra rezar o hacer la penitencia que no logramos hacer el resto del año. A muchos nos da lo mismo si hay misa, rosario, o oración, lo que necesitamos es purgar nuestro cansancio, disfrutar de la penitencia de no ir a trabajar, y orar después de las doce y si puede ser con un buen vino, mejor que mejor, y una buena tapa.  Y no olvidemos que para pecar mejor en compañía. 
Espero y deseo que fuera una semana santa o pecadora.... Eso a elección del consumidor...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada