jueves, 2 de abril de 2015

Grises y oscuros

En la vida hay gente de colores, colores hermosos , radiantes , vivos, llenos de luz. Pero también hay gente gris, gente oscura. Y no es lo mismo. Una cosa es ser oscuro,  seres que desde lejos se les ve la nube negra que traen encima de sus cabezas. Disimulan vistiendo de colores, de diferentes colores, y con ello logran que algun rayo de sol  se cuele entre tanta tormenta. Poco dura esa ilusión, al rato, vuelve a oscurecerse y los truenos son más potentes y su ruido atronador. Son gente que avanza como atilano,  sin dejar crecer más flores a su paso que las de al rabia y la frustración.  Con el tiempo decides darte por vencido y dejar de luchar contra o que ellos han querido llevar como parte de su filosofía destructiva. 
Algo en lo que coinciden oscuros y grises, es en culpar al mundo de sus fracasos.  De no aceptar sus equivocaciones,  aunque en ese terreno os oscuros , las justifican con su oscurantismo,  intentado alegar una defensa imposible sobre un falso victimismo.  
Los grises, ay los grises, son seres complicados  y simples a la vez. Son seres Buenos,  buenos entre comillas, ya que al final terminan arrasando a su paso al igual que los oscuros o más.  
Grises, o tristes,  porque en el fondo es gente triste, que no vive ni deja vivir. Ellos se encierran en un mundo de caos,  en el que creen que todo lo malo les pasa a ellos no queriendo ver más allá ni enfrentar  sus miedos o problemas. Olvidan que ellos son el problema y al solución.  La vida entera para ellos es un enfrentamiento , una lucha, creen que el mundo está  en contra de ellos y que sólo ls quieren hacer daño. Las críticas las toman como un ataque personal, jamás como algo para mejorar.  
Si les intentas ayudar solo logras agotarse en un intento de enseñarles la luz. 
Me he cruzado con oscuros y grises y.... prefirió a los de colores, de vivos colores. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada