martes, 31 de marzo de 2015

Renuncio

Si, he decido renunciar a sentir. Tal vez no debiera pero estoy cansada de mentiras, de falsas promesas y de ilusiones banales. Renuncio a confiar en tus cuentos de hadas, de príncipes y de castillos. Cuentos llenos de fantasmas y vampiros que solo buscan una víctima más para chuparle la sangre de inocente doncella.
He guardado el corazón bajo el candado del frio acero, cubierto de hielo difícil de derretir.  He decidido no tener más sentido que el latido necesario para bombear la sangre de mi cuerpo, le he quitado toda emoción, sensibilidad o empatia.
Algún día,  buscaré la llave que abra el candado de mi corazón y de nuevo será libre, pro para ello falta mucho, mucho tiempo y alguna vida más por vivir.
No sientas pena por mi, ni te sientas culpable por mi ecuación,  tú  solo ha sido una piedra en el camino, una piedra con la que tropecé,  le hice compañía y terminé por cogerle cariño. Tú  no tienes tanto poder para herirme,  me he herido sola, dañando mi corazón,  mi piel y mi mente. Ahora toca descanso, reposo, que las cicatrices curen,dejen de sangrar y algún día sólo sean recuerdos de un pasado que no volverá. Un pasado que no me perturbar en el presente ni el sueños del futuro...
Renuncio a sentir, a que me vuelvan arañar ls vísceras,  a que me derriten sin pelear, a que me dobleguen sin piedad, a que no halla batalla por decidir... Renuncio a ser un monicreque en manos del destino. Renuncio solo para retomar fuerzas y terminar la contienda que esta en tregua indeterminada.  Volveré  a sentir ...... algún día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada