viernes, 20 de marzo de 2015

Planear

Planes y más planes... y al final de tanto planear perdemos el tiempo en pensar, idear lo que vamos a hacer y nos olvidamos de llevarlos a cabo. Los proyectos son importantes.  Qué sería de la vida sin metas?  Sería lineal, y no hay nada más aburrido que una línea sin fondo, en la que no pasa nada más que caminar y caminar son sobresaltos.  
La rutina es eso, la falta de motivación de pequeños cambios que al final son grandes instantes por disfrutar.  
Pensando y pensando en los planes que tenía y picos cumplí.  Pero en ese torrente de ideas y de lugares a os que ir o hacer, que no hice y algunos nunca haré, hay muchas historias que no planeé y que jamás pensé  vivir. 
La vida es una sucesión de planes que intentamos llevar a cabo y otros que quedan olvidados por otros nuevos.  Pero mientras no se cumplen, no podemos dejar de vivir, de soñar y de sentir. 
Planeamos tanto, que olvidamos que los días nos sorprenden con propuesta nuevas que a veces obviamos y otras nos rendimos ante ellos como si fuesen cosecha nuestra. 
No planees tanto el mañana y vive el ahora que será el pasado de mañana y el futuro de ayer. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada