miércoles, 11 de marzo de 2015

Encajar la pieza

Te pasas la vida buscando algo esa persona que encaje,  y cuando ha llegado al tu vida te llenas de dudas cómo forma de evitar implicarte y dejarte llevar. 
Le das vueltas  y más vueltas porque nunca has sentido esto, nunca te viste así, y yo que te miro desde fuera disfruto de ver el espectáculo tácito de verte descolocada, cuando sin saberlo estas más colocada que nunca. 
Que fácil es la objetividad cuando no eres parte implicada!! 
Has huido toda tu vida de la implicación emocional, te sentías a gusto llevando las riendas. Eras libre, o te creías libre cuando estabas prisionera de esa jaula de falso poder sobre el  sexo opuesto. Jugabas sin compromiso, no querías que relación y menos aún vínculos imperecederos con el corazón. 
Y de repente entró en tu vida aire fresco, entro El. El chico bueno, el chico que te acelera cuando te llama, cuando te manda un mensaje. Apareció y aunque insistes en que físicamente no es tu tipo, se te ilumina el rostro cuando lemencionas, cuando cuentas tu tarde sentada en el parque, cuando.... Simplemente le piensas.  
El no es guapo, ni fuente, ni tiene buen culo, ni.... Pero te entiende como nadie, te intuye casi mejor que Tú.  Te gusta cuando te mira, cuando esta a tu lado sin decir nada y diciéndolo todo. 
Quisiste definir qué era él en tu vida,querías saber que era eso que no querías etiquetar pero poco a poco formaba parte de tu vida. No aceptadas que fuese una relación, aunque amigos,  amigos tampoco erais, ni lo sois. Bueno si sois amigos y mucho más. 
No sé si estás enamorada, enchochada no lo esta,  o por lo menos no se aprecia así. Te veo feliz, tranquila, más comunicativa, serena, relajada, comunicativa... Y muchas más cosas, y todas ellas positivas,  desde que ese caballero ha traído aire fresco a tu vida. 
Te pasaste tócala vida huyendo de una relación, querías un compañero con el que hacer el camino. Llegó él,  como suplente avisado en el último momento y aun así seguro de la meta, del camino que desea caminar y de la compañía con quien lo quiere alcanzar. 
No creo que sea lo que esperabas encontrar, ni que sea la pieza más bonita, ni la que esperabas para el puzzle, pero esta pieza que al colocarla encaja perfectamente,como si estuviese hecha a la medida. 
Nos pasamos la vida buscando y cuando aparece, entiendo se apodera de nosotros llevándonos a cometer más de una estupidez, pero el miedo a lo que vendrá, a sufrir, a que eso fuese mayor y no lo pudiésemos controlar.  Olvidándonos que sentir no se puede controlar, que el corazón pocas veces escucha la razón. 
Siente, vive,  encaja la pieza y disfruta de tenerle, de que forme parte de tu vida y después de todo seguirá a tu lado incluso cuando despiertes sobresaltada por los demonios del pasado que no duermen.
Encaja la pieza y después ya miraremos que ocurrirá.... 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada