jueves, 5 de marzo de 2015

De repente ....un extraño

Y de repente le miras... tantas veces ha sido un oasis , esa calma después de la tormenta. Y de repente es extrañ@. No reconoces su cara, ni sus manos. Su mirada es fría, distante, opaca. No puedes leerle más allá de un pestañeo sin respuesta. Su rostro está difuminado, distorsionado, borrado sin dejar a la vista trazos reconocibles.  
Vuelves a mirar a esa figura inerte que tantas veces lleno de risas y tus días. Que tantas veces inundó de locura tu cuerda vida. 
 Ahí, sin más latido que el paso del tiempo. El de horas sucediéndose a ritmo de minutos incansables. Ahí, esperando que un terremoto derrumbe los restos de la torre, que en sus tiempos esplendorosos era el pilar,  envidia de todos. Espera de temblor que tire abajo la ruinas que aún se sostienen y que sólo necesitan un soplo para besar el suelo  
Miras y rémiras y no ves más que un futuro negro, de un pasado semicolorido que dio paso a un presente lleno de  grises. 
Y ya no sabes lo que ves, ni que viste un tiempo atrás,  solo quedan recuerdos idealizados y tragedias exageradas por la memoria de aquel instante que hizo un daño irremediable.  
Nada vuelve a ser igual,  eres extraño en tus propias experiencias como si fuese la mala película de alguien que no conoces.  Y los personajes no son más que el invento de  un sueño que terminó en pesadilla.  
Y de repente le miras..... 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada