lunes, 9 de marzo de 2015

fuerza y tesón

Dudamos de nuestra capacidad , de la resistencia de nuestras fuerzas. No somos capaces de confiar en que podamos ir más allá de nuestro límite.  
Si alguien  nos propone una situación fuera de lo común,  en la que tuviésemos que tomar decisiones o en las que nuestras capacidades mentales o físicas estuvieren al borde del colapso, penar amos en rendirnos a mitad de la lucha.  Siempre en el hipotético caso.
Todo cambia cuando nos enfrentamos a casos reales, situaciones en las que nunca pensamos vernos  y en las que jamás deseáriamos  encontrarnos jamás.  Y ahí,  empieza la lucha de nosotros con nosotros mismos.   Al principio será algo imposible, la incapacidad de reacción  de nuestra mente y nuestro cuerpo. Estaremos bloqueados sin saber a donde ir ni por donde empezar,  pero quedarse quieto tampoco solucionará, ni solventará el problema. 
Tropezamos, incluso iremos arrastrados, con pasos temerosos,  pero el instinto de supervivencia será mayor que cualquier otro pensamiento. 
Las situaciones límites son las que realmente nos demuestran nuestras verdaderas capacidades, en todos los sentidos. Y lo que podemos llegar a lograr. 
No es agradable verse en la tesitura de medir la afueras mentales y físicas, aunque debemos ser conscientes de que son mayores de lo que creemos. 
La vida pasa, por ello no puedo ni quiero escudarme en que no puedo, no tengo capacidad,  mi fuerza no es tanta... etc
Primer paso, intentarlo,  segundo paso seguir intentándolo. ... y así hasta lograrlo. Nada llega si no empezamos a novenos y luchar por ello..
Hay situaciones complicadas. .... y nosotros tenemos capacidad para superarlas y más. ...yo

                          






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada