lunes, 1 de febrero de 2016

Tal vez sea la lluvia

Tal vez sea la lluvia, o la ausencia que está presente, pero estoy apagada. Es de esos días en los que vas porque tienes que ir. Te levantas por rutina, haces el café como cada día, sin prestar atención,como si pusieras el modo automático y así vivieras.  
No me pidas una sonrisa,ni una flor en el jardín, llueve. Llueve fuera y dentro de mi. Empapando de agua mis ideas, inundando recuerdos que salen a flores como trozos de madera de un barco hundido. 
Hoy fallan las esperanzas, el optimismo del que hago alarde.  La locura del cuerdo, se vuelve olvido. 
Tal vez sea la lluvia, que cae como baile de compases desconocidos,pero no quiero salir, quiero meterme en cama de nuevo, que pasen las horas y no pensar en nada más que no sea en soñar y dormir. Y despertarme cuando luzca el sol y el canto de los pájaros sea la sintonía del amanecer.
Tal vez sea la lluvia....

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada