sábado, 27 de febrero de 2016

Querida Soledad... Cartas por escribir

Querida soledad...
Te escribo a ti,  que tantas veces me has hecho compañía  y que no he sabido apreciarla. Cuando más te necesitaba, más cerca estabas de mi. Te hacías presencia en silencio de mis pensamientos. Y cuando las risas volvían a mi vida desaparecías sigilosamente, sin hacer ruido. 
Muchas veces me visitabas sin previo aviso, otras sin embargo te buscaba desesperadamente sin hallar respuesta, y finalmente venías a mi encuentro, siempre solícita, sin pedir nada a cambio. 
En más de una ocasión tu visita, no era oportuna, yo rodeada de gente y sin embargo prefería tu compañía,  esa compañía en la que no era necesario mediar palabra y sin embargo ahí estabas otra vez. 
Todos estos años has estado junto a mi, a veces con más asiduidad y otras con grandes espacios de ausencia, pero siempre junto a mi. 
No sé si últimamente me rondas o has desparecido calladamente,  como es tu estilo, sin hacer ruido. Tal vez mi falta de tiempo, o que no puedo dedicarte demasiadas atenciones, haga que no me visites tan frecuentemente.  Pero cuando la noche sucede al día,  me acuerdo de ti, un instante, un segundo pero vienes a mi mente. 
Querida soledad,  pueden pasar duas,  años, o tal vez segundos, y aun así te siento cerca, será que aunque no te llame, te necesite cada vez que tengo que poner en orden mis pensamientos.  Tal vez mañana te pido que vuelvas,  o tal vez no te necesite jamás, pero por si acaso no ronde otra alma inquieta, no te alejes en exceso, porque los seres como yo, no sabemos vivir sin un poco de ti, querida soledad.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada