domingo, 7 de febrero de 2016

De esos días

No estoy bien. Cuántas veces nos hemos dicho eso a nosotros mismos mirándonos en el espejo, y sin embargo nos vestimos una sonrisa y guardamos el mal estar en el fondo del armario?
No recuerdo las veces que me ja pasado eso. Y hoy es un día de esos. Un día en el que me encantaría meterme en cama y no levantarme, no tener que ver ni hablar con nadie. 
Es de esos días que no quiero fingir que todo va bien, que sonrió  sin tener ganas. Me apetece dejar que la tristeza sea mi compañía y no esconderla debajo de la alfombra. 
No estoy bien, y aunque no quiero compartir mi estado con los demás,  tampoco quiero sacar fuerzas para animar a otros. Hoy necesito que me abracen a mi, sentir ese apoyo de que la vida solo me ha puesto unas piedras que podre saltar y seguir caminando. Necesito el calor de quienes en otro momento he sido yo su apoyo, su bastón en el camino.
No estoy bien, y volveré a ser yo,  pero hoy necesito sentir la soledad, el silencio de mis pensamientos  y sobre todo necesito romperme en pedazos para poder reconstruirse y renacer con más fuerza y con más ganas
 Es de esos días en los que uno necesita para si, para pensar, reflexionar y llorar....

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada