viernes, 12 de febrero de 2016

Escritos

El otro día, alguien me dijo que le gustaba mi blog, pero que a veces parecía que no le dedicaba el tiempo y el esmero suficiente. Creo recordar que las palabras fueron otras pero que venían a decir lo mismo. 
Es cierto, y no es la primera vez que me lo dicen. Y reconozco que no releo lo que escribo, y si eso añadimos que lo hago desde el móvil y que el corrector hace lo que quiere a veces... pues sale lo que sale. 
Intentaré poner más atención cuando redacte,  aunque releer me va a costar un poco más.  Y no porque no quiera escribir bien, sino porque me cuesta  mucho leer de nuevo mis letras. Cuando lo hago me parece imposible que yo haya escrito esas palabras. Tal vez porque soy una persona vergonzosa, tímida, aunque proyecto todo lo contrario. 
Otro se los motivos, es que siempre ando a mil, escribo cuando puedo, no cuando quiero. Hay ocasiones que se me ocurren mil ideas, pero no puedo y despues se me olvida, y cuando lo hago voy con el tiempo justo. 
Visto que la gente pierde su tiempo navegando en mis letras, debo tener un poco de paciencia y escribir lo mejor posible para que la lectura sea amena e legible. Y esto me hace ser agradecida con cada uno de vosotros por la paciencia y por la empatia que tenéis con mis humildes pensamientos...Gracias. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada