jueves, 11 de febrero de 2016

Marioneta

Las cosas vienen como vienen, a veces retorcidas, otras derechas, pero casi nunca como planeamos. Intento ya no hacer muchos planes, para que? 
Empiezo a pensar que alguien mueve los hilos de ni vida, como si de una marioneta se tratase y que cuando me ve tropezar, suelta más de una carcajada. Me vuelve a levantar tirando de nuevo de los hilos,poniéndome de pie, aflojando la cuerda para que me confíe y cuando lo hago, me tropiezo de nuevo. 
Me canso de tener la sensación de que no avanzó,  de que no voy a ningun lugar. Siento no ser la dueña de mi destino, de no poder alcanzar mi hoja de ruta, aunque al final me adapto a la puesta en escena del que mueve a la marioneta y bailo al son de una música desconocida. 
Las cosas vienen como vienen y aun así las intento cambiar. Voy desatando los hilos que me hacen ir hacia lugares que no quiero, aunque no me mente na en pie, caminaré de rodillas, o aprenderé a caminar. En esta vida no hay nada imposible, y menos aún dejar de ser marioneta de un destino que no quiero para mi....

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada