domingo, 28 de febrero de 2016

Aquellos años..

Que tiempos aquellos, en los que lo único importante era no llegar tarde a casa, o con la ropa lo suficientemente limpia para que mamá  no se enfadara mucho. Que mi tiempos aquellos, donde los amigos te gritaban a pulmón abierto desde la calle, y por muy alta que estuviese la tele, te enteraba quien llamaba y si venía acompañado. Y desde la ventana, contestabas un ya voy, esperando que tu madre no te mandase hacer algún recado.  
Recuerdo aquella época,  en la que jugábamos en la calle, donde los niños y los coches conviviamos sin problema. Jugar al fútbol en la calle era lo más normal, además de tener alguna herida de guerra en el pantalón y en las piernas. Y al llegar a casa, lo menos importante era nuestros rasguños en la rodilla, lo que mirabas era el pantalón roto y las zapatillas roidas por el cemento y ya sabias el sermón que te esperaba. 
Que tiempos aquellos, en que creíamos tener mil problemas y no eran más que cosas de chiquillos ,que solo creían comerse el mundo y solo empezaban a darle un pequeño mordisco. 
Recuerdo aquellos años, a los que vuelvo de vez en cuando y sonrío,tal vez no fueron perfectos, tal vez no tenía de todo, tal vez... pero a pesar de todo eramos inocentes y felices. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada