martes, 23 de febrero de 2016

Rabia

Rabia, decepción,  frustración,  incomprensión. .. son estados muy propios del ser humano, y más cuando nos encontramos ante una situación que nos desconcierta y no sabemos como gestionarla.  Puede haber momentos de negación, de no aceptar, pero es fundamental sacar esas contradicciones que nos llenan el pensamiento y la mente. 
Por muchas vueltas que les damos a las cosas, siempre nos faltan datos, respuestas.. y aún teniendolas, no alcanzamos a razonar como debiéramos. 
Rabia que nos nubla el sentido, la perspectiva  y ver con claridad. Atacamos a quien nos apoya, y no con la intención de hacerles daño, sino con la furia de quien necesita un abrazo, comprensión y apoyo, y no sabe como pedirla. 
Decepción,  tanto por lo ocurrido, como por como nos hemos comportado, el nos ser capaces de ordenar los pensamientos con tranquilidad. 
Frustración por no ser dueños de nuestros sentimientos,de poder mandar en ellos, dejar que no duelan, ser inmunes.
Incomprensión se los hechos, de como han ocurrido, que ha pasado realmente.
Tenemos que sacar la rabia, todo eso que nos come las entrañas. Y lleva su tiempo, más del que nos gustaría.  Debemos chillar con todas nuestras fuerzas, patalear y por supuesto llorar desconsoladamente. Y cuando todo salga, estaremos preparados para aceptar, pasar página y seguir caminando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada