miércoles, 20 de enero de 2016

Silencio

Silencio que cuenta lo que a veces las palabras no queremos pronunciar. Silencio recibo después de que se me otorgarán frases,  relatos e historias. Te quedas callado,  no sé  si esperando que yo hable o porque has optado por el no diálogo.  
Tal vez, y solo tal vez esté  tan equivocada como pérdida.  Todo puede ser, la falta de datos hace que haga una construcción de la realidad diferente a la que pueda ser. 
A lo mejor, y solo a lo mejor, has tomado la mejor opción,  y la lleves hasta las últimas consecuencias sin medir bien cuales son esas. 
Silencio, me das y te doy. Y nos convertimos en dos espectros de lo que fuimos, de lo que planeamos ser. Silencio que no rompo ni rompes. 
Orgullo,  o simplemente miedo, o no saber que decir. Son miles las variantes del problema y despejar la incógnita sería la solución, solución que no pienso llegar a ella. 
Silencio hay entre nosotros y seguirá así,  no sé  por cuanto tiempo. Tampoco conozco las razones que nos ha llevado a esta complicada situación. 
Silencio,  llenos de ruidos apagados por los pensamientos que retumban en nuestras cabezas. Silencio que nos acompañará cssa día hasta que jno de los dos decida romper el cristal que insonorizadas nuestra comunicación.  
Silencio.....

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada