domingo, 3 de enero de 2016

Fer. Carta por escribir

Querido amigo...
Y me dirijo a ti con ese calificativo porque así te considero, amigo. Aunque después de los acontecimientos de estos días no sé  qué pensar. Puedo llegar a entenderte,  lo que no entiendo es la actitud de esa persona cercana a ti, y que tu le des tantos datos sobre algo que no debiera de saber. Ni te juzgo, solo me sorprende.
Yo no voy a hacer lo que han hecho conmigo, no voy a cargar contra ti, fueron otros los que se excedieron y a los que no he respondido por respeto a ti. Porque a los amigos no se traicionan ni en los momentos complicados. Pude decir, hablar e incluso defenderme, pero todo ello te acarrearía más problemas, así que callada me he quedado con el chaparrón que eso conlleva.
Después de tantos años,jamás pensé que esto se rompería por un estupidez como la que ha pasado. Supongo que cuando pasen los días hablaremos y todo volverá a la normalidad, pero sabes una cosa? Estoy cansada de que la gente no me demuestre con hechos lo que tanto gritan con palabras. Y eso me hace estar en una postura de descreimiento total.
Hablaremos, pero no prometo nada, me has decepcionado,  no tú,  tu actitud  y no quiero más decepciones en mi vida, ya me llegaron las del año pasado.
Te deseo lo mejor y de todo corazón,  y quien sabe lo que el destino tiene escrito, desde luego todo igual no.
Cuidate mucho y ya hablaremos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada