miércoles, 27 de enero de 2016

Mentes

Las mentes nos enamoran. Es cierto que lo que a primera vista nos entra,que es el cuerpo, y debe venir de una buena mente,sino todo queda en una atracción pasajera. 
El otro día leí,  que si te enamoras de un cuerpo, con el tiempo se te pasará,  pero si te enamoras de una mente estas perdido.  Ratifico tal afirmación.  Las personas es un compendio de ambas, pero si tienes enfrente una mente inquieta,traviesa y despierta, tw estimulará,  hará tenerte alerta, querer más,  hasta tal punto que te rindas a sus pies, en fin estarás perdido. 
Me gustan las personas que están amuebladas aunque parezca que tienen un tanto de desorden,  gente que sabe sacar lo mejor de ti y consiguen arrancarte una sonrisa en los peores momentos. Mentes inquietas a las que les encanta estar vivas,aprender, mejorar y no darse por vencidas. Esas que  consiguen estimular la tuya cuando se pone en pausa. Las mismas que saben descolocar te sin despeinarse, que te retan a cada instante. 
Si en tu vida te has topado con una de esas y ha conseguido revolucionar te cuerpo y alma, te tiene en sus manos, porque sin buscarlo ha tocado las teclas necesarias para ser inolvidable. Además para que un cuerpo bonito sin muebles?  Demasiado aburrido para mi gusto, lo divertido es cambiar los muebles de sitio, jugar al escondite y tumbarse en el sofá a debatir de lo eterno y humano... y retrase en lo mental y físico.  No creéis?  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada