jueves, 14 de enero de 2016

Hacia adelante

Me siento extraña, no sé  dónde voy ni donde debo seguir. Quiero parar, detenerme, inspirar hondo. Algo me impulsa a seguir caminando. 
No he mirado el mapa, no he trazado la ruta, sólo sigo los pasos que me llevan, que me guían por senderos desconocidos. 
Controlo sin controlar. Puedo disminuir la marcha pero no detenerme. Puedo mirar atrás,  pero sin dejar de ver el horizonte. Puedo huir, pero una fuerza superior a mi voluntad me lo impide. 
Debiera haberme parado, haberme retirado y hubiese sido una victoria. Y ahora no logro saber si es una derrota o el polvoriento campo de batalla no me permite ver con claridad.
No puedo controlar el tablero de juego. Me incómodael no pensar las jugadas, me inquieta el no descifrar al contrincante. Me preocupa. 
Y aunque podría ser un gran problema, sigo en pie, hacia adelante sabiendo me vencida, incluso antes de que empiece  la partida. 
Pero.... hay que atreverse siempre y pal vivir más.  Me siento extraña ....

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada