sábado, 9 de enero de 2016

M carta por escribir

Querido Ma.......
Hay momentos en los que te tienes que parar, mirar a tu alrededor y empezar a ver con otros ojos. Si, estoy rara, porque no sé  cuál es mi lugar, ni como actuar.
Cada vez que intento alejarme, me mandas una señal de que no quieres que me aleje. Y cada vez que me acerco, la señal es para que ponga distancias.
Tal vez no entiendo tu mente, o tal vel la entienda de más.  Tal vez sólo me he cansado... tal vez.
En esta ocasión busco hacer lo correcto, puede que me equivoque,  o que tome el camino equivocado. Lo único que tengo claro es que no ha cambiado mi manera de pensar hacia para contigo.
Sigue igual el corazón latiendo,  la piel sintiendo y los sueños están ahí.  Simplemente que intento apagar el fuego que aún permanece vivo. Hay mucho huracán,  mucho viento descontrolado que puede llevar el fuego a lugares imprevisibles.
Estoy rara, insistes en ello, y puede que tengas razón,  aunque lo que creo que pasa, es que estas acostumbrado a tenerme, a que esté  incondicional, y es momento de pensar en mi, en no ir detrás de nadie más que de mis ilusiones, de mi horizonte.
Siento si estas desconcertado, pero recuerda que solo acepto el trato pactado, el acuerdo que ambos entre lágrimas ocultas por una sonrisa sincera hicimos hace un tiempo. Hago lo que en un momento me pediste que hiciera, con el argumento de que era lo mejor.
Sabes? Creo que en el fondo esperabas que no aceptase, que me revela se y que luchas contra tus palabras.... pero ya no... no puedo luchar contra un muro de contradicciones,  seguir viendo más allá de lo evidente...
No estoy rara, estoy cansada.
Sólo me queda decirte una cosa, aunque no me veas sigo aquí.  Aunque no te hable sigo aquí.  Aunque no te llame sigo aquí. .. y tu?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada