lunes, 25 de enero de 2016

Hoy

Esperamos el momento para ser feliz.  No sé  dónde lo escuché o leí.  Tiene su parte de razón,  siempre pensamos que lo que viene será mejor, que cuando tengamos nuestra casa, un trabajo mejor, nos enamoremos, hagamos ese viaje soñado.... Y olvidamos, que la felicidad es cada día.  Disfrutar del aquí y del ahora.
Seguramente no todo es idílico,  ni como soñamos que sería. Y aún así,  si miramos el presente, siempre lograremos algo que nos arrancará una sonrisa. 
A veces hay que dejar de volver la mirada al pasado, y no mirar tanto al futuro,y centrarse en el presente. 
La única conclusión que he sacado, es que nos tenemos que levantar cada día como si fuese el más importante de nuestra vida, bailar cada melodía como si fuese la mejor canción de nuestra historia. Enamorarse como si fuese del primer amor. Vivir cada instante como si fuese el último,  y dejar de esperar que mañana puede ser mejor. 
Cada día tengo más incerteza del mañana, tal vez porque me hago mayor, o tal vez porque he aprendido, que la vida es una partida de cartas en las que no sabes que naipes te tocarán,  pero deberás hacer la jugada mejor posible con ellos. Y porque los días pasan y no hay peor sensación que darte cuenta del tiempo perdido esperando, en lugar de pasarlo viviendo. 
Así que hoy.... será un gran día. . Para que esperar a mañana? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada