domingo, 18 de octubre de 2015

Errores?

No creo en el destino, pero si en los errores. Yo he cometido muchos, y cada día cometo alguno. Esos errores con sus aciertos que van transformando quien soy y hacia donde voy. Los errores no son más que vivencias que no han salido como esperábamos.  Cada día al levantarnos, tenemos un planing del día,  de lo que haremos, de lo debieramos hacer y de lo que nos gustaría.  Si antes de acostarnos hacemos repaso, seguramente nada ha sido como lo imaginábamos.  Y lo más probable es que hicimos más de una cosa de la que no estamos de acuerdo. Y alguna de ella la vemos como un error.
El destino tiene las cartas, las baraja a su antojo, y nosotros las jugamos.  En cada partida hacemos la estrategia que creemos más adecuada, pero como en cada juego, no sólo estamos nosotros, hay factore, personas y como tal, las variables son infinitas para el resultado final.
Unas manos son de farol, otras convencidos de tener la jugada ganadora, pero cada partida esta llena de sorpresas y de tensiones que hace que todo sea diferente.
He tomado decisiones, convencida de que es lo mejor, y con el tiempo han sido errores. Errores de los que no puedo arrepentirme, pues es parte del aprendizaje de la vida, parte de quien soy y e quien me voy convirtiendo. No reniego de ninguna de mis experiencias en ningún ámbito de la vida, ya que si todo fuese un campo de flores, no habría ninguna espina, ningún rasguño. Y las cicatrices nos recuerdan el camino, ese camino que hemos decido hacer mientras el destino sigue repartiendo las cartas.
Errores? No, vivencias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada