jueves, 1 de octubre de 2015

Como estas?

Como estas? Pregunta simple que no sé cómo responder.  Cómo estoy? Estoy. Esa es la respuesta. Siento que las fuerzas me fallan y que me he bloqueado. Intento sonreír y no sale más que una falsa mueca emulando a una frágil sonrisa. 
Cómo estás?  No sé  qué responder, o si lo sé  y me faltan las palabras. Sinceramente, no tengo valor a decirte como estoy, temor a decirte que no puedo más, que me ahogo, que me falta el aire,  que el agotamiento me puede....
Me dirás que te lo esperabas, que al final no soy tan fuerte como creía y que esto es más duro de lo que imagine en un principio. No puedo contarte todo esto, a ti te  llega con tu carga, sin llevar a tu espalda más peso. 
Ojalá tuviera una varita mágica para poder trasladarme a otro lugar, empezar de nuevo ya, pero debo pasar esto y no quiero pasarlo sola. Necesito ese aliento, esos empujones que me das. Te necesito y no puedo pedirte que estés, no debo y aun así quiero gritar te que me arrope,  que me abraces y me digas que todo va a salir bien. 
Como estoy? Estoy caminando y me parece tan angosto el camino que necesito tu mano amiga para que me acompañe. Y no sé si debo ser sincera y decirte que te necesito más que nunca. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada