domingo, 26 de julio de 2015

Hasta luego

Cuando empecé este blog, creo que más que compartir buscaba un desahogo. Necesitaba decir lo que sentía,  aunque después muchos de mis palabras se quedaban en eso palabras que no llegaban a hechos. 
Hoy me despido y no como un adiós, sino como un hasta luego. Necesito vivir, y poner en práctica más de una de mis palabras. 
Se avecinan cambios,  cambios que empezaron hace tiempo y que tienen que empezar a materializarse. No me voy para siempre, espero volver y poder de nuevo compartir realidades, que antes haya sentido y padecido sin tanto escudo. 
Me he dado cuenta que muchas veces escribía para que me entendieran y no para entenderme yo a mi misma, y eso fue un error por mi parte, que quiero subsanar. 
Este tiempo, he sangrado cada letra, pero es hora de vivirlas, de recuperar la luz que se fue apagado y esta empezando a brillar poco a poco. La vida se escapa y olvidamos que todo puede cambiar en un instante,y que hay que decir lo que se siente porque no sabemos si volveremos a tener una oportunidad. 
Necesito respirar, sentir el aire, colocar los muebles que últimamente  están amontonados esperando que los ponga en su sitio. Abrir las ventanas y airear la casa. 
Volveré y espero volver  con más fuerza y con más ganas. 
Un descanso, no es un adiós,  es solo coger fuerzas para vivir, todo aquello que he dejado en el cajon de los sueños y que pensé que no eran para mi...
Hoy es hoy y  mañana será el hoy que quiero vivir ya... 

5 comentarios:

  1. Tomate el descanso que necesitas pero vuelve, es un placer leerte.

    ResponderEliminar
  2. Mademoiselle, un hasta luego es un adiós con retorno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así lo pienso caballero. Hasta pronto

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar