miércoles, 22 de julio de 2015

Condicionamientos varios

"Bastante condicionados vivimos". Algo así reza un spot  publicitario que sale en la tele, en las últimas semanas. Nos ponen varios ejemplos de cómo  dejamos que el entorno, lo que los demás esperan de nosotros,  y lo establecido como mejor, haga que tomemos unas u otras decisiones.  
Lo significativo es, que al final, hacemos lo que está bien,  el camino seguro. Renunciando a lo que queremos,   a lo que deseamos, eso que siempre quisimos hacer. 
Hay ocasiones en que las circunstancias mandan, en las que se antepone el deber al placer. En ocasiones,  no debe ser la tónica a seguir , pues lo que lograremos haciendo eso es vivir amargados. 
Los condicionamientos no son más que prejuicios  de los cuales nos vamos empapando, llegando a creernos los. Y todo por miedo a equivocarnos y estampar nos.  Y claro, ea caída era la confirmación que los demás necesitan para autoafianzarse en su postura de no arriesgar. 
Si arriesgas puede salir mal o bien, el casi es que no tendrás la sensación de estar sentada mientras el tren parte y sin mover un dedo para alcanzarlo. Si arriesgas puede que te quede más de una marca de la lucha, pero las heridas solo serán recuerdos de lo que has dejado y lo feliz de lo que has logrado. 
Vivimos condicionados por el miedo, por el que dirán,  por el no me entenderán, y el que pasará si me equivoco, condicionados a seguir las pautas  que impone el traje gris y son salirse del raíl.  
Basta de condicionamientos, que no son más que  excusas para no empezar a caminar hacia los ue queremos. 
Nos equivocaremos, no se acierta siempre. 
Nos caeremos,  y nos volveremos a levantar. 
Nos pegaremos contra un muro, lo derribaremos. 
Tropezaremos sin caer.
Lloraremos, para luego reír.  
No será fácil,  es que las cosas que merecen la pena no son fáciles.  
Viviremos. Viviremos como queremos vivir  y sin tanto condicionamientos seremos más felices, porque primera vez haremos lo que queramos  y como queramos. No debemos olvidar que todo o casi todo está en nuestras manos y que vida solo hay una y que hay que vivirla  sin la sensación  de que se escapa sin ser nosotros mismos.  
Tú condicionas o te condicionan? Yo empiezo a vivir. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada