jueves, 23 de julio de 2015

Tiempo

El tiempo vuela y no se detiene. Los días pasan, y según cumplimos años se escapan con una rapidez increíble.  Depende para que, pueden ir más despacio,  pero fugaces al fin. 
Si echo la vista atrás, y miro el último año, me sorprendo al pensar que ya casi es agosto, que hace nada era semana santa y que cuando quiera darme cuenta es navidad. 
Y sin embargo y el recuerdo no me traiciona,  cuando era pequeña,  un año me parecía una eternidad, las vacaciones de verano en casi tan largas como el resto del año. Percepciones de chiquilla.  
Este último mes ha sido un poco extraño,  ha habido días de durar un suspiro, y dias que parecían no tener fin. Pero todo pasa y ya ha pasado un mes, es que hace un mes era vísperas de san juan. Seguro que a más de uno y de una se le viene a la cabeza recuerdos de ese día.  
Siempre ha tenido algo mágico ese día y por supuesto la noche anterior. Y lo que pasa ese día se queda marcado en el recuerdo....
Como pasa  el tiempo, y que poco nos paramos a pensar en disfrutarlo,  en sacarle el máximo partido a nuestros sueños, emociones.... el tiempo camina y no se detiene, cuando pare no hay vuelta atrás. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada