jueves, 10 de diciembre de 2015

Sin planear

Si, ayer fui mi cumpleaños, y aunque las ganas de que llegase no eran muchas, reconozco que ha sido el mejor con diferencia. No había planeado nada, nunca he logrado hacer lo que quería ya que coincidía con el puente y la gente ta había organizado sus cosas. Y con ese panorama ya no iniciaba planes ninguno. 
Este año mi desidia era parte porque personas a las que aprecio un montón estaban físicamente lejos, y aunque uno no quiera eso desanima y mucho.  Así que no puse demasiada ilusión en la celebración de este año, ya iríamos las amigas dentro de unas semanas de cena. 
Y el no planear trajo muchas sorpresas. La primera que una amiga que no estaría en navidad, vendría y antes. Ese fue un regalo inesperado.  El siguiente, alguien con el que me encantaría celebrar muchos cumpleaños me aseguró que ese día aquí ni de broma iba a estar. La sorpresa es que vino días previos, y pensé, una que piensa lo que le parece, que sería un desastre de visita, fue más que genial. Y no sólo eso, me regaló, algo que cuando lo vea me acordaré mucho, sino que me hizo un mega regalo de recuerdos y de cosas no materiales que no podré olvidar. 
Y por último,  una amiga no se le ocurre de improvisto, llevarme de compras a otra ciudad y pasar el día por ahí,  despreocupadamente, solo disfrutando. 
Así que amenazaba ser el cumple más desastroso de mis tiempos , fue el más genial y llen de buenos momentos.  Las cosas si fluyen.... fluyen. Gracias

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada