domingo, 20 de diciembre de 2015

Perfecto

Y los minutos se vuelven segundos, y se escapa el tiempo cuando los dos universos se juntan. En esos momentos el mundo se detiene y solo existimos los dos. Nos olvidamos de los demás,  del lugar, del tiempo y de las ausencias. MirarSe y entenderse, hablar y sobrar las palabras., y se escapa el día...
Pasa una y otra vez , cuando estás con la persona adecuada, y todo fluye con naturalidad.  Las cosas no son forzadas, la complicidad se palpa, y levanta envidia en quienes miran.
No contar las horas, solo disfrutar el momento. Día sin planear, y según empezaba se iba colocando poco a poco, y fue mejorando. Por un instante era perfecto, nada ni nadie lo podía estropear. Aunque hubiésemos planeado paso a paso, no llegaría a ser tan imprevisto y tan genial.
A veces nos pasamos la vida planeando el momento perfecto, el lugar idílico,  todo controlado, y al final te das cuenta que nada de eso te asegura que salga bien. Lo importante es la compañía,  el lugar es lo de menos. El momento perfecto no existe,  el momento es aquel donde te sientes a gusto y bien. Y es que al final es eso, el lugar, el momento, es el  que tu dejas de planear y empiezas a vivir.  Y ahí empieza una vida imperfecta y sin embargo maravillosamente perfecta.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada