miércoles, 12 de febrero de 2014

Sonrie, Sonrio.

La sonrisa la traigo de serie, es una frase muy mia y una realidad. La sonrisa es lo que mejor me define. Lo primero que hago al despertarme es sonreir, y la llevo puesta todo el día. A veces, se desdibuja por un momento, porque hay cosas que no controlo y que hacen daño y me pueden. Antes de que acabe el día vuelve a lucir esplendorosa, pues sin ella es como si no fuera yo. He llegado a pensar que es como una tara con la que nací, o que va impreso en mi adn, y me encanta que sea así.
No hace mucho, alguien me dijo que no me concebía sin una sonrisa y tiene razón. Quienes me conocen bien, saben que siempre sonrío, hasta en los malos momentos la intento sacar. Quien no me conoce puede llegar a pensar que mi vida ha sido color de rosa, y que siempre he vivido entre algodones y eso dista bastante de la realidad. Cada uno vivimos con las cartas que nos han tocado, y las que me han repartido no han sido malas pero tampoco las mejores. He jugado todo lo bien que he podido o sabido, y a pesar de que me he llevado más de una torta siempre busco el lado positivo y por lo tanto sonreir.
Con los años he aprendido que si a la vida se enfrenta con una sonrisa se lleva mejor y a la larga te devuelve una sonrisa mayor. Seguramente algunas personas pensaran que soy una ilusa o una inconsciente, a ellos he de decirles que pongan en practica lo de sonreir un poco más y ya me contaran como les va. Les recomiendo un ejercicio que  a veces llevo a cabo, es muy simple; salir a la calle y sonreir. Cruzarse con alguien y ofrecerle una sonrisa, instintivamente esbozaran una, y asi al acabar el día aunque cansados, nos sentiremos mejor; felices. Y como la experiencia es un grado, esta me dice que la mejor vestimenta es una sonrisa sincera. Puede que haya días malos o peores, grises o negros... y cuando me preguntan que tal, la respuesta es  "jodida pero contenta", porque mi sonrisa sigue en mis labios.
Y hoy sonrio, sonrio mas que nunca, sonrio porque soy afortunada en muchas cosas. Sonrio porque estoy rodeada de gente que me quiere por quien soy y también por quien puedo llegar a ser. Sonrio porque nada ni nadie va a borrarme mi sonrisa jamás.
Si alguien quiere hacerme caso... Levantate, mírate al espejo y sonríe.. y después sal y pegale un buen mordisco a la vida, con una gran sonrisa

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada