domingo, 23 de febrero de 2014

Reto

Esto de escribir todos los días, es un reto. A veces salen solas las entradas, y otras debo pensar sobre que escribir. Pero volviendo a los retos, la ida en si misma es un reto. Nos enfrentamos a retos todos los días, desde ese día que desearíamos quedarnos en casa y nos levantamos y vamos a trabajar con nuestra mejor sonrisa, a pesar de querer tirar al jefe por la ventana. O el reto de hacer ciertas cosas por alguien que no nos apetece. La vida está llena de retos grandes y pequeños.
Mi reto es escribir cada día, no se si me lee mucha gente o poca, si es interesante mi pensamiento o no. Lo importante es que compartomun poco de mi con quien pierde unos minutos en leerme.
No entiendo la vida sin retos, sin nuevas expectativas. El día que lo haga quiere decir que me he parado y que no tengo ilusión por mejorar, o por descubrir cosas nuevas.
Mi abuela me decía que era un culo inquieto, y creo que tenia razon. No puedo estarme quieta, siempre maquinando en algo. Escribir me libera un poco, me desnudo sin quitarme la ropa.
Escribo para mi, y por supuesto para quien lo quiera leer, es mi reto. Un reto que comparto gustosa con todo aquel que lea mis palabras.
Que seria la vida sin retos? Cual es el vuestro? Tal vez mañana un nuevo reto me plantee, pero hoy por hoy escribir cada día es el más satisfactorio, aunque costoso, y el que mejor me hace sentir.
Si nada ni nadie lo remedia, mañana aquí estaré de nuevo con algo más que contar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada