jueves, 13 de febrero de 2014

San valentin

Mañana es San valentin y será un día donde las floristerías y pastelerías harán su agosto. También será un día donde la gente recuerde lo mucho que se quiere, y otra aunque no se quiera tanto comprará el regalo de rigor, para que su pareja no se enfade, o solo por cumplir con una fecha que alguien se inventó.
No me gusta mucho celebrar este día, soy más de regalar cualquier época del año, cualquier día sin que nadie me diga cuando. Compro algo, cuando voy por la calle y veo algo que me recuerda a esa persona especial, o cuando me encuentro con algo que sé que a ese alguien le hará ilusión. Todo esto no quiere decir en san valentin no haga nada. En esa fecha preparo algo, por norma general no es material y suelo acertar.  Los mejores regalos no cuestan dinero, pero su valor es incalculable y quienes lo reciben saben valorar su precio. Tampoco espero nada material, prefiero que me sorprendan y que maquinen algo diferente. Es que aunque un detalle parezca pequeño puede ser  muy grande.
A pesar de mis gustos o mi manera de pensar, reconozco que algunas personas son poco detallistas, no porque no piensen en el otro, sino porque les cuesta. En esos casos es mejor que regalen en san valentin a que no lo hagan nunca. Y los que no tengan a quien regalar o quien les regalen, que se hagan un autoregalo, que se den un caprichito a si mismos. raro? no. Para querer  a los demás hay que empezar por quererse a uno mismo. Y enamorarse cada día de la vida.
No importa la fecha, no importa el día, lo importante es sentir amor, estar enamorado y ser correspondido, poder tener con quien compartir esos pequeños momentos. Sentir esa felicidad que nos hace ver el mundo de un color mejor, tener esa sonrisa permanente que no se borra ni en los días grises. Y si algún día se acaba ese amor, otro vendrá y sino viene, nos queda el haber amado y haber sido amados, que eso no tiene precio.
Solo una cosa más he de decir, aunque algunos hoy tengan el corazón roto, recordad que todo se cura, a pesar de que parezca difícil, y otro amor llegará y las heridas cicatrizaran.
San valentin, san periquín, san pitermin... que más da lo como se llame, lo importante es amar, vivir y soñar.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada